SOCIEDAD

La alcaldesa de Bildu coloca una ikurriña como gran protagonista del chupinazo de fiestas de Barañáin

Los grupos municipales de UPN y PSN no han acudido al acto en protesta por las concesiones de la alcaldesa a los radicales. 

La fachada del Ayuntamiento de Barañáin ha lucido una ikurriña durante el Chupinazo.
La fachada del Ayuntamiento de Barañáin ha lucido una ikurriña durante el Chupinazo.  

Bildu ha vuelto a convertir un acto festivo en una reivindicación política y ha centro en la ikurriña el chupinazo de las fiestas de Barañáin, que comenzaban este miércoles. 

La alcaldesa abertzale Oihane Indakoetxea ha dado orden de que una gran ikurriña presidiera la fachada del consistorio por delante del resto de banderas oficiales, relegando de esta manera, una vez más, a la bandera de Navarra. 

De esta manera, los radicales de Bildu han vuelto a enturbiar el inicio festivo y a empañar la presencia del colectivo Anfas, que era el encargado del lanzamiento del chupinazo que ha dado lugar al inicio de las fiestas en la localidad. 

Decenas de personas, aún así, se han congregado en la plaza del Ayuntamiento minutos antes de las 19 horas, momento en el que se ha disparado el cohete que ha dado inicio a las fiestas de Barañáin. Poco antes, en el interior del consistorio, se han entregado los tradicionales premios de la localidad. 

UPN Y PSN NO HAN ACUDIDO

Ante la utilización de Bildu y la alcaldesa de las fiestas para sus habituales proclamas políticas, los grupos municipales de UPN y PSN no ha acudido al consistorio en el momento del Chupinazo en protesta por su complicidad con los radicales, que ha llenado Barañáin de carteles en apoyo a los presos terroristas de ETA. 

Desde PSN han denunciado que "esto ha generado crispación entre los vecinos", según el grupo municipal que considera que con estas actuaciones "contrarias a una convivencia respetuosa y pacífica queda descalificada la labor de la alcaldesa, que debe velar por el interés general de toda la ciudadanía y no actuar de parte a favor de los suyos".

Por su parte, UPN ha recordado que si esta misma semana señalaron la cesión de un espacio público gratuito para instalar un monolito dedicado a Karmele Solaguren, fallecida en accidente de tráfico cuando iba a visitar a su hijo encarcelado por su relación con ETA, este miércoles el pueblo ha amanecido lleno de carteles en apoyo a los presos y a sus reivindicaciones, sin que la alcaldesa haya dado orden de retirarlos. “En UPN, al igual que muchos vecinos y vecinas de Barañáin, estamos molestos con su actitud condescendiente y cómplice con el entorno radical”, han manifestado.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.