SOCIEDAD

El 'arte' de Abel Azcona: se tatúa el ano en directo para mandarle un mensaje a Donald Trump

El polémico 'artista' navarro se ha escrito 'Make America Great Again' en la zona perianal, una frase que recupera un eslogan de la campaña de Reagan de 1980.

Abel Azcona, en el momento en el que le están tatuando en el ano la frase Make America Great Again.
Abel Azcona, en el momento en el que le están tatuando en el ano la frase Make America Great Again.  

La Defibrillator Performance Art Gallery de Chicago ha sido el escenario elegido por el polémico 'artista' navarro Abel Azcona para desarrollar su nueva obra que ha vuelto a desatar la polémica. En esta ocasión, Azcona se ha tatuado el ano en directo con un mensaje dirigido al presidente de Estados Unidos, Donald Trump: 'Make America Great Again'.

La frase está tomada de un eslogan de la campaña de Ronald Reagan para las elecciones presidenciales de 1980. Después fue el propio Trump quien lo utilizó para su campaña de 2016. Al tatuar este mensaje en su zona perianal, Azcona ha querido protestar contra el nuevo mandatario estadounidense, al que tacha de xenófobo y misógino, y contra sus políticas. 

El local elegido no es casual, ya que es una galería transgresora en la que se realizan performances y así es como pide Azcona que se lea esta obra, no como el tatuaje en sí, sino a través del proceso. Se realizó este martes, 7 de marzo, en dos salas. Por un lado, el Azcona, desnudo para realizarse el tatuaje, la tatuadora y dos personas más; por otro, público situado en el espacio superior que pudieron seguirlo en directo.

LA POLÉMICA CON LAS FORMAS CONSAGRADAS

Las obras y performances de Azcona siempre son controvertidas, como lo demostró la reciente creación de la palabra 'Pederastia' utilizando formas consagradas que, según el 'artista', robó asistiendo a misas. Esta representación lo sentó delante del juez, aunque no fue condenado. 

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona interpretó que Azcona utilizó las formas de modo profano, pero no en un lugar destinado al culto religioso, por lo que no apreció delito. El propio 'artista' explicó que no quería herir los sentimientos religiosos, sino realizar una crítica a la pederastia haciendo valer su derecho a la libertad de expresión.

Otra de sus actuaciones más polémicas fue consumir en público ketamina y ofrecer su cuerpo a cualquier persona que lo deseara para que hiciera lo que quisiese.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.