SOLIDARIDAD

Nueva demostración de la solidaridad navarra: la procesión de Vírgenes recauda 20.000 euros para Haití

La gran colecta llegará a las víctimas del huracán Matthew a través de Pilar Pascual, hermana de las Hijas de la Caridad, de Falces.

Concentración mariana para cerrar el Año Santo de la Misericordia. PABLO LASAOSA
Concentración mariana para cerrar el Año Santo de la Misericordia. PABLO LASAOSA  

Cerca de 20.000 euros, concretamente 19.258,86 euros. Ésta ha sido la cantidad final de la colecta que se recaudó el pasado domingo en la Catedral de Pamplona durante el encuentro mariano 'Mater Misericordiae' con el que se cerraba en Navarra el Año Santo de la Misericordia.

La gran colecta que se llevó a cabo tras la histórica procesión con una docena de Vírgenes llegada desde todos los puntos de la Comunidad Foral tendrá un carácter benéfico y se destinará a los afectados por el huracán Matthew en Haití durante el pasado mes de octubre. En torno a 900 personas murieron como consecuencia de este desastre natural, que ha vuelto a devastar un país que en 2010 ya se convirtió en ruinas, entonces por un fatídico terremoto.

Esta recaudación ha vuelto a poner de manifiesto la fraternidad y solidaridad de la sociedad navarra con los más necesitados. Desde la Ribera hasta la montaña, feligreses de toda Navarra se dieron cita el domingo en el encuentro mariano celebrado en Pamplona, en el que en total participaron 12 Vírgenes de una decena de ciudades y pueblos de toda la comunidad. Los donativos de todos estos parroquianos y curiosos que se acercaron hasta la Catedral de Pamplona han contribuido a sumar casi 20 mil euros para la causa benéfica de Haití.

La colecta se canalizará a través de Sor Pilar Pascual, hermana de las Hijas de la Caridad, de Falces. La navarra se encuentra en el país caribeño y trabaja diariamente con las víctimas de este último desastre natural. La recaudación completa se empleará en la construcción de viviendas destruidas tras el paso del huracán, que ha dejado a miles de haitianos sin un techo bajo el que cobijarse.

Además de la gran participación social durante la procesión mariana y en la misa de clausura de la Puerta Santa de la Catedral, la Archidiócesis de Pamplona y Tudela agradece la generosidad del pueblo navarro, que vuelve a colocarse del lado de los más necesitados. El domingo se cerró el año jubiloso de la Misericordia, pero la caridad y solidaridad navarra sigue más que latente día a día y así se ha vuelto a demostrar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
x