SAN FERMÍN

Pobre de mí: Pamplona enciende las velas y apaga los Sanfermines

Miles de personas se congregan frente al Ayuntamiento y las calles aledañas formando una gran marea blanca y luminosa en el tradicional Pobre de mí.

_Pobre de mi_ en la Plaza Consistorial de Pamplona (8). IÑIGO ALZUGARAY
_Pobre de mi_ en la Plaza Consistorial de Pamplona (8). IÑIGO ALZUGARAY  

204 horas que han volado casi tan rápido como aquel cohete lanzado al brillante y luminoso cielo del 6 de julio de 2016. Casi sin darnos cuenta, estas fiestas de San Fermín que prendió Jesús Ilundáin, El Tuli, han llegado a su final.

Como no podía ser de otra forma, unas fiestas a la altura de los Sanfermines se merecen una despedida igualmente apoteósica: el emocionante Pobre de mí. Un cierre que se aleje de la tristeza y la nostalgia y sirva para recordar que "ya falta menos" para el próximo 6 de julio.

Fieles a la tradición, miles de personas han abarrotado la plaza del Ayuntamiento y las calles aledañas para no perderse el final. A las 12 en punto de la noche, con el reloj de la casa consistorial terminando de dar la hora, ha sido el alcalde de Pamplona quien ha salido al balcón para poner fin a esos nueve días de celebración.

"Pamplonesas, pamploneses, se han terminado los sanfermines de 2016. Viva San Fermín 2017. Agur", éste ha sido el escueto mensaje que Joseba Asirón ha querido dedicar a sus conciudadanos, eso sí, en castellano y en euskera. Por toda la plaza se han escuchado silbidos cuando el primer edil se ha asomado a la balconada y posteriormente, al lanzar su discurso.

Acto seguido se han lanzado algunos fuegos artificiales desde la azotea del ayuntamiento y las miles de gargantas han roto el silencio de medianoche, si es que se guardaba, para hacer sonar con fuerza el cántico tradicional del 14 de julio, amenizado por la música de charanga que no ha cesado durante toda la semana. "Pobre de mí, pobre de mí, que se han acabado las fiestas de San Fermín".

Los pañuelos al aire, ya lejos de los cuellos que han cubierto durante las últimas 204, y las velas encendidas han asomado entre la marea humana. Desde los balcones, multitud de personas se han sumado a la fiesta y nadie quería moverse de la plaza consistorial.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pobre de mí: Pamplona enciende las velas y apaga los Sanfermines