FERIA DEL TORO

Colombo, del gran susto de la novillada a la primera puerta grande: "He disfrutado y ha acabado en una faena estupenda"

Los novilleros navarros Javier Marín, con una oreja, y Toñete, que ha cuajado dos grandes faenas lastradas por la espada, han dado cuenta del futuro de la tauromaquia local.

Voltereta de Colombo en su segundo novillo de la Feria del Toro, al que ha logrado cortarle dos orejas para abrir la puerta grande. MIGUEL OSÉS
Voltereta de Colombo en su segundo novillo de la Feria del Toro, al que ha logrado cortarle dos orejas para abrir la puerta grande. MIGUEL OSÉS  

Será una de las imágenes de la Feria del Toro de 2017 que acaba de arrancar en la tarde de este miércoles, aún con Pamplona preparándose para lucir el blanco y rojo en escasas horas. El rostro cubierto de arena, el cabello ensangrentado y la rabia asomando en sus ojos, así ha acabado rodando por el coso Jesús Enrique Colombo para escapar voltereta tras voltereta de los astados del novillo que le perseguía y al que ha acabado desorejando para abrir la primera puerta grande de la feria.

El venezolano Colombo ha sido el gran triunfador de la tarde que Pamplona dedica anualmente al futuro de la tauromaquia con la clásica novillada sanferminera, que este año ha dado una muestra del prometedor horizonte que se avista en Navarra con las faenas de Javier Marín y Antonio Catalán, Toñete.

Colombo ha salido a hombros por la puerta grande de la plaza de Pamplona, la misma que ha estado a punto de abrir el cirbonero Javier Marín en su adiós a los novillos antes de tomar la alternativa dentro de tres semanas en Tudela. Toñete, el novillero de origen navarro que debutaba en Pamplona, ha dado destellos del torero que aspira a ser.

Los tres han logrado dejar un buen sabor de boca entre los aficionados a la tauromaquia que se preparan para los 10 días en los que el ruedo de Pamplona se convierte en el epicentro de la tauromaquia mundial. Ejerciendo como tal, el coso pamplonés ha querido brindar su particular homenaje al diestro recientemente fallecido Iván Fandiño con un respetuoso minuto de silencio durante el paseíllo que tantas veces completó el vizcaíno en esta misma arena.

COLOMBO, DE RODAR POR LA ARENA A SALIR AUPADO

El triunfador de la tarde debutaba en Pamplona después de haberse quedado a punto de abrir la puerta grande en Madrid en dos ocasiones. "Llego con unas ganas tremendas, deseando refrendarlas con un triunfo", confesaba Colombo ante los micrófonos del canal Toros, de Movistar, antes de realizar el paseíllo sobre la arena navarra.

"Estoy viviendo momentos importantes que al final hay que aprovecharlos", declaraba en el arranque de la tarde. "He estado a punto de abrir dos veces la puerta grande en Madrid, parece que puedo lograrlo y yo sé que puedo", auguraba sólo unos minutos antes de demostrarlos ante la afición navarra.

Y su camino para el triunfo no ha estado exento de dificultades. Como un primer novillo que no ha aguantado toda la faena y ha desfallecido antes de poder llegar a la muleta. Colombo no ha podido entrar a matar y su vistosa faena ha quedado inacabada: "No he podido hacer nada, no he podido demostrar lo que llevaba dentro; la pena es que no ha aguantado el novillo porque estaba convencido de que podía triunfar con él".

Y las complicaciones se han tornado en un grito ahogado durante uno de los lances del venezolano, cuando el astado le ha prendido en la pierna y el novillero ha acabado rodando para esquivar los cuernos en cada una de las embestidas del animal. Colombo se ha levantado, ha apartado a la cuadrilla y los compañeros de terna para asegurarles que quería acabar la faena. Y así lo ha hecho.

"Ha llegado un momento en el que el novillo se ha parado pero he logrado encontrar la forma", ha explicado el joven novillero a Toros. "Había que poner mucho, he disfrutado con el novillo y ha acabado saliendo una faena estupenda". El venezolano ha salido a hombros, lamentando aún no haber podido mostrar más en su primer novillo pero sabedor de que, ésta vez sí, la puerta se ha abierto.

LA DESPEDIDA DE JAVIER MARÍN, ACARICIANDO LA PUERTA GRANDE

El novillero de Cintruénigo, Javier Marín, ha estado arropado por decenas de vecinos que no han querido perderse sus últimos pasos antes de convertirse oficialmente en matador de toros el próximo 29 de julio en la feria de Santa Ana, en Tudela. Una puerta grande le hubiera aupado en su aventura que está a punto de iniciar, como el propio Marín ha lamentado al final de la tarde: "Lo tenía ahí y se me ha escapado; era fundamental porque hubiera salido a hombros".

Todavía con rabia, el navarro se ha lamentado no haber tenido más acierto con la espada en su segunda faena después de haber logrado cortar una oreja en la primera. "He seguido como en el primero, poniéndole actitud, me he quedado cerca del novillo para intentar conectar con el público...", ha resumido Marín ante las cámaras de Movistar, "y al final ha sido la espada lo que me ha fallado".

Su apoderado, el extorero Sergio Sánchez, lo ha explicado como nadie, asegurando la emoción que para el de Cintruénigo era volver a torear en Pamplona después de cortar una oreja en su debut hace un año. "Ésta es su plaza", ha declarado el apoderado ensalzando a uno de los toreros de la tierra, y aprovechando el primer festejo sanferminero para pedir más apoyo en Navarra para la tauromaquia: "El tema taurino está mal, sobre todo con el tema político aquí en Navarra".

"Nos encontramos con muchos obstáculos. Incluso en Cintruénigo, después de 49 años de toros parece que este año podemos quedarnos sin festejo taurino", ha lamentado el apoderado de Marín. "Yo espero que vuelva a haber toros, sobre todo en un año tan importante con el debut de un diestro del pueblo", ha remarcado Sánchez apuntando ya a la prometedora carrera que comienza a andar el cirbonero.

TOÑETE, UN DEBUT PARA MOSTRARSE COMO EL TORERO QUE QUIERE SER

"Torear en esta plaza es siempre una ilusión que tengo desde niño, sólo pienso en disfrutar y triunfar", ha confesado el otro novillero de la tierra, Antonio Catalán, Toñete. "He pasado toda la vida viniendo a esta plaza, recorriendo estos pasillos, mis raíces están aquí; así que hacer este paseíllo me hace especial ilusión": así de entusiasmado se ha mostrado Toñete, agradeciendo que "pocos tienen el privilegio de vestir de torero y menos en una plaza como ésta".

En su primer novillo no ha logrado acertar de primeras con la espada, lo que le ha acabado privando de triunfo. "El animal tenía mucho ritmo, aunque a veces le ha faltado fuerza, pero ha tenido clase y ha sido un gran novillo", ha valorado Antonio Catalán, echando en falta "ese punto de empuje al final y no poder rubricarlo con la espada".

El segundo novillo le ha deparado una faena similar, en la que el final ha acabado desluciendo los méritos realizados. Pero no ha sido impedimento para que el novillero de origen navarro haya disfrutado su primera gran tarde en su tierra: "No puedo contener la emoción, hoy he podido ser feliz aquí".

"Aunque no ha sido una tarde triunfo, sí que la he podido disfrutar", ha asegurado, "y he podido dar destellos del torero que aspiro a ser". El navarro ha asegurado que seguirá trabajando en la espada "y espero seguir en esta línea para poder daos muchas más tardes de toreo", ha prometido Toñete.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.