FERIA DEL TORO

Roberto Armendáriz reaparece por la puerta grande: "Pensé que tenía que dejar de torear y esto es un premio a todo el esfuerzo"

El rejoneador de Noáin, que hace tres meses sufrió un grave accidente de coche, ha salido a hombros junto a Leonardo Hernández.

El rejoneador Roberto Armendáriz saluda durante la corrida del primer día de Sanfermines, en la que ha compartido cartel con Pablo Hermoso de Mendoza y Leonardo Hernández con reses de El Capea. EFE/Javier Lizón
El rejoneador Roberto Armendáriz saluda durante la corrida del primer día de Sanfermines, en la que ha compartido cartel con Pablo Hermoso de Mendoza y Leonardo Hernández con reses de El Capea. EFE/Javier Lizón  

La clásica tarde de rejones en Pamplona ha coronado al navarro Roberto Armendáriz, recuperado de un grave accidente de coche que sufrió hace apenas tres meses, como rey del toreo a caballo tras recibir el cetro del maestro estellés Pablo Hermoso de Mendoza.

Al rejoneador de la ciudad del Ega lo único que no le ha acompañado ha sido la espada para completar la puerta gran que han abierto el de Noáin y Leonardo Hernández, que por segundo año ha sido encumbrado a hombros en Sanfermines.

"Necesitaba un triunfo así después de un año duro", ha afirmado entre lágrimas Roberto Armendáriz en declaraciones al canal Toros, de Movistar. "Con la lesión pensaba que iba a tener que dejar de torear y esto es un premio a todo un esfuerzo que me ha costado sudor y lágrimas".

Armendáriz, que el año pasado no logró cuajar una tarde para el recuerdo en Pamplona y desde entonces no había podido pisar una plaza de primera categoría, ha logrado una puerta grande que supone un punto de inflexión para el de Noáin: "Una tarde tan buena como ésta es la culminación a muchos años de trabajo y espero que la gente lo valore; además hoy me hacía mucha falta".

El navarro ha rememorado "una vida entera" dedicada al toreo a caballo y ha destacado la trascendencia de la Feria del Toro, "el único escaparate que tengo y lo tenía que aprovechar", para mostrarse como rejoneador: "Suelo ser alegre y rebelde, y lo quiero mantener dentro del toreo que me gustaría demostrar". Este 6 de julio lo ha logrado y cuatro orejas refrendan su gran triunfo.

LEONARDO HERNÁNDEZ, SEGUNDA PUERTA GRANDE EN PAMPLONA

El otro rejoneador que ha refrendado su gran momento de forma es el pacense Leonardo Hernández, que ha cortado una oreja a cada uno de sus toros y ha acompañado a hombros a Armendáriz. Para el de Badajoz, es su segunda puerta grande consecutiva en la Feria del Toro.

"Es una maravilla estar en esta plaza", ha manifestado Hernández ante las cámaras de televisión antes de comenzar la tarde, "el año pasado me acogieron realmente bien y estoy feliz de volver aquí". Y el devenir de la corrida le ha ido deparando buenas faenas que sólo el rejón de muerte ha emborronado para privarle de más trofeos.

Del primer toro, Hernández ha destacado su "calidad, con mucha nobleza", por lo que ha querido dar la enhorabuena al ganadero de El Capea que ha refrendado también con buenas sensaciones en el segundo morlaco. "La única pena es que los toros no hayan caído a la primera porque hubiera cortado más orejas", ha valorado el rejoneador de Extremadura, que ha confesado sentirse "agusto" tras su triunfal paso por Pamplona.

HERMOSO DE MENDOZA: "PAMPLONA SEGUIRÁ FELIZ"

"Ha sido una pena que la espada me haya traicionado", ha reconocido Pablo Hermoso de Mendoza al finalizar sus dos faenas, en la que los momentos de entrar a matar han sido las únicas sombras para evitar que el de Estella recogiese algún trofeo. 

Del primer toro, "aunque le fallaba un poco la fuerza y se quedaba a medio camino, se entregaba", ha destacado el rey del rejoneo que en esta tarde ha cedido su cetro a dos de sus discípulos más aventajados. "En la primera carrera he podido estar bastante pegado y lo he visto como un momento de emoción, las banderillas también han sido de poder a poder; me he sentido muy agusto". En el segundo de su lote, "un toro que no te podía dar mucha coba", ha aprovechado el tercio de banderillas: "Me he encontrado bien y no hay que echar la culpa a nadie".

El rejoneador de Estella ha valorado encomiablemente a la afición pamplonesa, a quienes se han referido como "mi familia, quienes sufren conmigo". "Vienen con toda la ilusión, es una tarde al año y todos esperan un triunfo grande porque también ellos triunfan contigo", ha explicado Hermoso de Mendoza, "gracias a Dios mi compañero Roberto ha triunfado y Pamplona seguirá feliz".

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.