FERIA DEL TORO

Cebada Gago impone su ley: oreja y tremenda voltereta para Román en una corrida complicada

Tremenda pitada para Asirón al entrar a la plaza y silencio en sus dos toros para Juan Bautista y Javier Jiménez.

Primera corrida de Sanfermines con los toreros Juan Bautista, Javier Jiménez y Román MAITE H MATEO (21)
Primera corrida de Sanfermines con los toreros Juan Bautista, Javier Jiménez y Román MAITE H MATEO (21)  

La corrida de Cebada Gago resultó áspera y complicada, como era de esperar. Toros con sentido, siempre con dificultades, pero encastados y con interés. Salvo el primero y el quinto bis, todos tuvieron emoción y trasladaron una permanente sensación de peligro a los tendidos. 

Quizá por eso se les castigo en exceso en el caballo, y quizá por eso los toreros no terminaron de acoplarse ni consiguieron momentos de brillantez. 

Sólo Román, decidido y especialmente motivado, consiguió cortar una oreja después de una espectacular voltereta en el tercero de la tarde. El público premió con el trofeo al valenciano por su pundonor y entrega, y también porque colocó una estocada entera y fulminante jugándose el tipo. La cogida fue terrible y hacía presagiar lo peor. 

Román salió en el sexto por su propia voluntad, ajeno a la petición de los médicos, que le desaconsejaron regresar a la arena tras una fuerte conmoción y la pérdida de conocimiento. No hizo caso el diestro, que quería culminar la tarde ante la puerta del encierro ya entreabierta. 

El sexto, el toro del lío en el encierro, era otro toro completo y exigente. Un toro que mostró un pitón izquierdo de clase y profundidad, del que Román apenas fue capaz de rascar una tanda de naturales de calidad, pero especialmente interesantes. Fue, sin duda, de lo mejor de la tarde. 

Aún así, Román no consiguió culminar la faena y se le escapó el triunfo y la posibilidad de abrir la puerta grande de Pamplona. Eso sí, dejó sus credenciales escritas casi a sangre.

El 7 de julio siempre es un día complicado en la plaza de Pamplona, el personal llega descolocado y las peñas alardean en los tendidos de todo su arsenal musical. Le costó al público entrar en la tarde y el primero de Juan Bautista pasó casi desapercibido. El precioso toro de capa melocotón de Cebada Gago era todo fachada. Resultó soso e insípido, como un fruto sin gusto. 

Tampoco es que Juan Bautista diera la talla en el cuarto, el toro de la merienda. Estuvo muy por encima el Cebada Gago y el francés justificó su presencia mostrando más las dificultades del toro que buscando lucir al animal, que algo más de fondo tenía, aunque complicado. 

El peor lote quizá correspondió a Javier Jiménez, que venía dispuesto a Pamplona tras su brava presentación el año anterior. Se marchó apenado de la plaza y apesadumbrado. No conectó en ningún momento con el público, se mostró voluntarioso y apenas pudo demostrar su calidad ante un complejo pero encastado segundo.

El quinto se rompió un pitón y el sobrero resultó el peor de la tarde. Mala tarde para Jiménez

FICHA

Toros de Cebada Gago: deslucido y soso el primero; con opciones y encastado el segundo; casi sin fuerzas el tercero; imponente y con genio el cuarto; el quinto se partió el pitón y salió un sobrero, escaso de fuerzas y de casta. Interesante con sentido y casta el sexto.

Juan Bautista, de burdeos y oro: silencio y silencio. 

Javier Jiménez: de blanco y oro: silencio y silencio. 

Román: de lila y oro: oreja y palmas. 

Presidencia: Joseba Asirón, asesorado por Juan Ignacio Ganuza y María Resano. Correcta. El alcalde de Pamplona ha sido recibido con una sonora pitada general. Joseba Asirón presidía su tercera corrida un día de San Fermín y ha sido despedido también con otra sensacional pitada. 

Incidencias: Tarde de calor y bochorno en Pamplona, con el cielo cubierto. Las peñas ocupan su lugar desde minutos antes con ganas de bulla y fiesta. Gran ambiente en el día de San Fermín. 

Román tuvo que ser atendido en la enfermería después de la cogida sufrida al entrar a matar su primer toro, pero ha podido salir a torear el sexto. Ha salido bajo sus responsabilidad, sin el visto bueno de los médicos que pretendían que no volviera a la plaza. Ha sufrido una fuerte conmoción cerebral, pérdida de conocimiento y ha sido infiltrado en una muñeca. 

PRIMER TORO

Ha salido el precioso toro de capa melocotón, que se llama Pitorro y que pesa 610 kilos. Es para el francés Juan Bautista, que lo ha recibido con bonitas verónicas. 

El toro va al caballo con alegría y empuja con fuerza, hasta el punto de derribar al picador. Le pegan lo suyo, también en el segundo encuentro.  

Ha pasado un mal rato la cuadrilla de Juan Bautista con las banderillas y es el momento de Juan Bautista. 

Ha comenzado el francés con derechazos y tratando poco a poco de abri al toro, hasta llevarlo casi hasta los medios. No termina de acoplarse y de transmitir el toro. 

Lo ha intentado también con la mano izquierda y ha perdido la multa. De nuevo Juan Bautista mostrando cierta incapacidad con el toro de Cebada Gago. Demasiado repetitivo y mostrando pocos argumentos. 

Mete una media estocada, que podría ser suficiente. Acierta a la primera con el descabello Juan Bautista y recibe los tímidos aplausos del público. 

SEGUNDO TORO

Sale a la arena Tirador, el segundo toro de Cebada Gago, uno de los toros que se ha quedado rezagado en el encierro junto a Punterito, que saldrá en sexto lugar. Precioso cárdeno, claro y con un par de velas. Muy en el tipo de la ganadería, la auténtica Cebada Gago

Lo ha recibido a la verónica Javier Jiménez y lo deja corto en el caballo. Empuja el toro y recibe un largo primer puyazo. Picotazo en el segundo encuentro. 

Ha intentado Román un quite de escaso éxito antes de que la cuadrilla de Javier Jiménez vaya a por las banderillas. 

Comienza Javier Jiménez con la mano derecha y se saca también al toro a los medios, donde ha ligado una muy buena tanda. Viene decidido el de Espartinas después de su éxito del año pasado. 

Le ha dado espacio al toro para citarlo y el toro se viene con alegría. Conecta con el público. El toro embiste pronto aunque de manera un tanto deslabazada, sin el punto de codicia, entre arreones

Ha ido peor por la mano izquierda, donde incluso ha perdido las manos en un par de ocasiones. Ha vuelto a cambiar Javier Jiménez a la mano derecha, donde el toro embiste con un cabeceo muy incómodo. 

Ha terminado el torero andaluz con unas manoletinas celebradas por el público. 

Al entrar a matar el toro ha resbalado justo en el encuentro, pero Jiménez ha conseguido una estocada entera, aunque contraria y no en el mejor sitio. Falla con el descabello hasta en cuatro ocasiones. Una pena terminar así una faena con un toro con opciones. 

TERCER TORO

Recibe Román al tercero con verónicas de rodillas y unos faroles para terminar que arrancan los aplausos del público. 

El toro parece con algo menos de fuerza. Se llama Adelantado y tiene 565 kilos de peso. Han tenido que cuidar al toro en el caballo y el tercio de banderillas ha sido un tanto desordenado, especialmente por las cualidades del toro.

Brinda Román al público, muy dispuesto, aún a sabiendas de que la materia prima está bastante justa. El toro no termina de romper y Román lo intenta por ambos pitones. No le deja por abajo y trata con unas más que ceñidas manoletinas tratando de llevar por arriba al toro, que el ha punteado en varias ocasiones. 

Terrible cogida al entrar a matar al toro, que ha podido hacer mucho daño al torero, que sale mareado, se desvanece y lleva el susto a los tendidos. 

Vuelve a la cara del toro sin chaquetilla y el toro dobla por la estocada. Ovación a Román por el esfuerzo y por la conmoción de la cogida, que ha podido ser tremenda. 

Le piden la oreja y el palco la concede. Primera oreja de la tarde después de una faena discreta pero marcada por la cogida del torero, algo que el público ha querido premiar. 

CUARTO TORO

Se ha repuesto el público del susto de la cogida a Román mientras comienzan a aflorar las meridnas en los tendidos. Es el turno de Perseguido, cárdeno de 550 kilos, con un par de imponentes velas y al que se ha castigado con dureza en el caballo. 

Embiste con brío el Cebada, que tiene un pitón izquierdo que da miedo. Lo intenta con esa mano Juan Bautista, pero sin exponerse y sacando el toro hacia afuera. Sin complicarse el torero. 

Muy por encima el toro del torero, de nuevo Juan Bautista fuera de sitio con el Cebada Gago, al que parece que no quiere ver, porque en este sí hay posibilidades. 

Un toro complicado pero con muchas opciones que se marcha sin torear. Estocada entera, mal colocada, con derrame, que fulmina a un buen toro de Cebada Gago aplaudido en el arrastre. 

QUINTO TORO

Sale por la puerta de toriles Segador, un precioso toro negro girón de 545 kilos y también con dos pitones imponente. Es la Feria del Toro en Pamplona

¡Qué pena! El toro se ha partido el pitón derecho al derrotar contra un burladero y el palco saca el pañuelo verde.

Saldrá un sobrero del hierro de Salvador García Cebada, de nombre Taxista, castaño y de 475 kilos. Este toro estaba reseñado como segundo sobrero. 

Vamos a ver cómo se comporta este toro, que no ha corrido el encierro, al contrario que sus hermanos. Le pegan en el caballo, aunque quizá demasiado trasero. 

Complicado tercio de banderillas para la cuadrilla de Javier Jiménez, que han salvado más con pericia que con calidad. Cambia el tercio el palco con los 4 palos puestos. 

Pierde la muleta Javier Jiménez en el primer encuentro con el toro y lo cita otra vez en el 4, para sacar poco a poco el toro hacia los medios. 

El peor toro de la tarde le ha tocado en suerte al de Espartinas, que apenas ha podido hacer nada. 

Silencio para el torero. 

SEXTO TORO

Ha salido al ruedo Punterito, el toro más peligroso en el encierro. Una preciosidad de Cebada Gago, cárdeno de 630 kilos. 

Román tiene la oportunidad de abrir la puerta grande de Pamplona. Según informa el propio torero, sale a torear bajo su responsabilidad a la plaza después de una fuerte conmoción cerebral, pérdida de memoria y la muñeca infiltrada. Son toreros. 

Le han pegado lo suyo al toro en el caballo y Román brinda al público la opción de triunfo. 

No humilla el toro, que pasa con mucha dificultad por la muleta de Román por el pitón derecho. 

Ha cambiado la cosa por el pitón izquierdo, el toro embiste con mucha más clase y profundidad, aunque tampoco es suficiente para transmitir o para hilar muletazos con ligazón. Aún así, Román ha conseguido unos naturales, que han sido de lo mejor de la tarde. 

Se le ha colado el toro un par de veces y después de un trasteo para terminar, Román entra a matar muy decidido. Coloca una estocada entera en mal sitio y acierta a la segunda con el descabello. 

Muy leve petición y aplausos para el torero valenciano, que ha estado muy firme y con muchas ganas en Pamplona con una complicada corrida de Cebada Gago. 

Aplausos también para el toro en el arrastre. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.