FERIA DEL TORO

Poderoso Perera, brutal Roca Rey en Pamplona: puerta grande tras una faena de calidad y valor

Sensacional corrida de Núñez del Cuvillo, toros con movilidad, fijeza y encastados. Perera perdió el triunfo con la espada en la mejor faena de la tarde.

GRA500. PAMPLONA, 13/07/2016.- El diestro peruano Roca Rey sale a hombros por la puerta grande del coso pamplonés al término del noveno festejo de abono celebrado en la Plaza de Toros de Pamplona de estos Sanfermines 2016. Rey compartió cartel con
GRA500. PAMPLONA, 13/07/2016.- El diestro peruano Roca Rey sale a hombros por la puerta grande del coso pamplonés al término del noveno festejo de abono celebrado en la Plaza de Toros de Pamplona de estos Sanfermines 2016. Rey compartió cartel con  

Sensacional corrida de Núñez del Cuvillo, la corrida más completa de la Feria del Toro por el momento. Toros que embistieron con clase y fijeza, con codicia en algunos casos, como en el fantástico cuarto. Muy buenos también fueron segundo y tercero. Todos ellos encastados. 

En una tarde normal, los tres toreros y el mayoral hubieran salido a hombros de Pamplona, pero todo lo bien que estuvo Perera con sus toros, estuvo de mal con la espada. El torero extremeño cuajó la mejor faena de la tarde en el segundo, con poderío extremo. Cogido en una fea volterera, exigió y exprimió al toro de Cuvillo hasta los límites como sólo él sabe. Bajó la mano y la corrió con profundidad y lentitud. Toda una clase de maestría torera. Faena de dos orejas perdidas. 

También pudo triunfar Castella en el primero, pero se resarció con una oreja en el cuarto, el toro de la merienda.

La sensación de la tarde, por el valor extremo, la puso Roca Rey. Fue prendido en dos ocasiones, expuso de una manera casi lunática, llevando el miedo a los tendidos. Se metió al público en los bolsillos y ciajó una faena completa. Las dos orejas cayeron de manera fulminante. No pudo rematar la tarde en el sexto, un toro también interesante, pero que en la muleta sacó un tremendo genió y embistió de manera violenta y atropellada. 

Tarde fresca, con 16 grados y un desapacible viento. Lleno en la plaza. 

Seis toros de Núñez del Cuvillo: de magnífica presentación y juego. El primero con movilidad pero áspero; repetidor y con calidad el segundo; muy bueno el tercero, pero mejor el cuarto, repetidor, con casta y fijeza. Notable pero más complicado el quinto. Complicado y duro el sexto. Sensacional corrida. 

Sebastián Castella: de grana y oro: Silencio y oreja. 

Miguel Ángel Perera: de verde y oro: Ovación y ovación. 

Andrés Roca Rey: de azul marino y oro: dos orejas y silencio. 

Presidente: Enrique Maya (UPN) asesorado por Fernando Moreno y Rosa Loranca. Sin complicaciones.

PRIMER TORO

El primero toro en salir a la plaza es Ilustrado, el colorado que ha corneado en el encierro tras hacer los primeros metros a toda velocidad y embestir contra el vallado en la plaza del Ayuntamiento. Pesa 595 kilos y lo recibirá Sebastián Castella con el capote. 

Lo lancea Sebastián Castella, que coloca al toro en el caballo. Acude por dos veces el toro, que no se emplea y recibe un segundo castigo bastante fuerte. 

Quite por chicuelinas en el centro del ruedo de Castella, que lo cierra con una media. El toro parece justito de fuerzas, o al menos reservón en la embestida. 

Bonito y emotivo brindis de Castella al cielo, en memoria de Víctor Barrio. Cita al toro sobre la raya de picar, a pies juntos y pases por alto para medir la acometida del toro, que sale con las manos por alto en la embestida del toro. 

Tanda por la derecha y el toro que parece que responde, al menos responde y repite. Molinetes de Castella y derechazos al toro, que en todo momento sale con la cara alta, sin humillar. 

Le ha bajado algo más la mano Castella, el toro protesta, pero sigue el toro acudiendo pronto al engaño. Por la izquierda sale más suelto el toro y desluce los naturales del francés. 

Va a terminar la faena Sebastián Castella con una tanda de derechazos casi en el centro del ruedo, quieto y con desplante. Intenta también una serie de circulares, pero el toro ha ido añadiendo dificultades a su comportamiento. 

Coloca media estoca, trasera y baja. Acierta con la puntilla a la primera y el francés se lleva los aplausos del respetable en una faena en la que ha dado la sensación de haber podido hacer algo más y de no encontrarse del todo cómodo con el primero de Núñez del Cuvillo. 

SEGUNDO TORO

Es para Miguel Ángel Perera, Asustado, negro de 525 kilos. Lo recibe el torero, que sale bastante suelto del capote del torero. Tampoco este toro se emplea en el caballo y recibe dos puyazos muy medidos. 

Han movido al toro en banderillas, que se duele. Buen par y aplausos para Curro Javier. 

Perera brinda también al cielo, pero acude como es habitual en él a depositar la montera en la segunda raya de picar. Desconcierto en la cuadrilla del torero, que no ha terminado de colocar al toro donde quería el diestro. 

Los primeros muletazos son por bajo y el toro acude con prontitud. Mete la cara por el pitón derecha y Perera trata de alargarle la embestida. Humilla mucho el toro y Perera ha conseguido muletazos profundos, de calidad, muy suaves y despacios. 

El toro también embiste con mucha clase por el pitón izquierdo, pero le tiene que exigir Perera y colocarle la muleta muy cerquita para que el toro no se pare. 

Tremenda cogida a Perera cuando intentaba citar de nuevo al toro por el pitón derecho. Se le ha venido el toro encima. Enorme la voltereta y el torero que sale conmocionado. 

Vuelve a la cara del toro y consigue una serie de derechazos profundos, toreros, poderosos. 

Pincha en el primer intento y consigue media estocada a la segunda. Decepción generalizada después de una magnífica faena del torero. Acierta con el descabello a la segunda y se le esfuma la oreja y el triunfo a Miguel Ángel Perera.

TERCER TORO

Es el turno del peruano Andrés Roca Rey, que sale muy dispuesto con el capote, con unos bonitos y variados lances con Bobito, un castaño oscuro de 510 kilos. 

Arrolla el toro a Roca Rey en el quite, pero el torero se levanta como si nada hubiera pasado. Este torero no es valiente. Es lo siguiente. En el caballo el toro no quiso saber mucho del montado y el segundo puyazo fue casi de trámite. 

Brinda al público Roca Rey y cita al toro a pies juntos. El toro se viene al galope y después de varios pasos por alto se lo pasa por detrás para sorpresa y susto de los asistentes. No había hueco.

Repite el toro con fijeza por el pitón derecho. Engancha el toro a Roca Rey de la taleguilla en un momento de tensión. Corre a ponerse a salvo el torero, que pierde las manoletinas. Tensión y emoción. 

Se pasa el toro muy cerca el peruano y arranca los aplausos de los tendidos. Suena La Pamplonesa. 

El toro cabecea al sentir la exigencia de Roca Rey, y a punto está de colarse de nuevo por el pitón izquierdo. Sigue pasándose el toro por la izquierda a milímetros de los muslos y de nuevo en un pase imposible por detrás que desata los gritos de la plaza. ¡Qué valor!

Última tanda de manoletinas y de rodillas. La plaza en pie. 

Estocada entera hasta la bola, algo desprendida. Rueda el toro y los pañuelos brotan: DOS OREJAS!

CUARTO TORO

Ha salido al ruedo Jaranero después de la impresión tras la faena de Roca Rey. El toro es para Sebastián Castella, de momento el torero que se ha quedado un por debajo de sus dos compañeros de terna. 

Magnífico tercio de banderillas de la cuadrilla del francés tras el paso del toro por el caballo. Faltaron los aplausos para José Chacón y Vicente Herrera. 

Castella lo cita en los medios, preparado para un pase cambiado, que lo repite en dos ocasiones. La plaza está con la merienda, pero ojo que el toro tiene condiciones y embiste muy bien. 

Qué bien está embistiendo el toro de Cuvillo. Repetidor, con fijeza, encastado. Por el momento de podría decir que el mejor toro de la tarde por la derecha. 

También embiste con codicia el toro por el pitón izquierdo, casi más largo todavía. Naturales profundos, pero más desajustado en francés en este caso. 

El toro sigue y sigue embistiendo. Y no se cansa. Desplantes finales de Castella, que tira la muleta después de hincarse a muletazos con un toro repetidor.

Media estocada del francés. Gran toro y oreja meritoria para Castella

Aplausos para el toro en el arrastre. 

QUINTO TORO

Vuelve Perera a la cara del toro después de fallar con los aceros en el segundo de la tarde y después de que sus compañeros de terna hayan conseguido triunfos. 

El toro se llama Novelero, es negro mulato y el de mayor peso de la corrida, con 620 kilos. Empuja en el caballo, pero le ha cogido muy bien el picador, con un buen puyazo de Ignacio Rodríguez. Aplausos para el picador, algo raro en Pamplona. Se ha encelado el toro luego con el montado, pero el castigo ha sido el justo. 

Buen tercio de banderillas de Javier Ambel y Guillermo Barbero

Brinda Perera al público y comienza el trasteo en los terrenos del 2. Otro toro con mucha movilidad de Cuvillo, que embiste de manera repetidora, al galope con distancia. 

Le baja Perera la muleta y el toro pide más, casi sin tiempo Perera para armar el siguiente muletazo con la derecha.

También embiste el toro con codicia por la mano izquierda, pero levanta la cara al salir del engaño. Vuelve de nuevo a la mano derecha, con circulares, algunos profundos. 

Ha tenido Perera algunos naturales de mucho interés, pero a la faena le ha faltado algo de ligazón y conjunto. 

Vuelve a pinchar Perera, que no se lo cree y se desespera. Se va a ir el torero sin ningún trofeo después de dos buenas faenas, en especial la de su primer toro. 

Estocada entera a la segunda, rueda el toro y hay ovación para Perera con una leve petición de orejas. 

SEXTO TORO

Sale el último de la tarde para Roca Rey. Se llama Jugador, negro de 575 kilos. Embiste y se emplea en el caballo el toro, que recibe un largo puyazo. Banderillas mientras en las andanadas de sol suena y se canta la marcha Radetzky.

El toro se viene de lejos y Andrés Roca Rey lo saca a los medios. Le ha partido la muleta tras un cabezazo. El toro embiste con un puntito de violencia por alto y Roca Rey trata ya de bajarle la mano. 

Le vuelve a enganchar la muleta a Roca Rey. El toro pega derrotes constantes y el peruano no termina de cogerle el punto. Más que embestir el toro parece querer atrapar la muleta. 

Aún así Roca Rey se ha pasado muy cerquita al toro, arriesgando como siempre, exponiendo. 

Entra a matar sin mucha convicción el torero, que deja media estocada en buen sitio. Tampoco le permite descabellar, se arranca el toro aculado en el tablas en el tendido 3. Falla por este motivo en tres ocasiones el peruano. Finalmente se echa el toro y falla también el puntillero. Feo final a la tarde. Palmas para Roca Rey. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.