SAN FERMÍN

Indignación entre los comerciantes en Pamplona ante la vía libre del 'top manta': "Hay mucha gente que ya ni abre su tienda"

Los comerciantes del Ensanche lamentan que las aceras se llenen con el 'top manta' y sus negocios estén a la sombra.

Decenas de manteros vendiendo en Carlos III durante los Sanfermines. NAVARRA.COM
Decenas de manteros vendiendo en Carlos III durante los Sanfermines. NAVARRA.COM  

Los comerciantes de Pamplona se muestran indignados e impotentes ante la masificación del 'top manta' en el centro de la ciudad durante estos Sanfermines.

"Los comerciantes pagan sus impuestos y alquileres durante todo el año, los puestos ambulantes legales pagan hasta 9.000 euros por venir en San Fermín y los manteros vendiendo productos ilegales no pagan nada", ha señalado la gerente de la Asociación de Comerciantes del Ensanche, Amaya Villanueva.

Además, ha destacado la desesperación en el sector del comercio ante el auge del 'top manta' que vuelve a instalarse un año más con total impunidad en las arterias principales de la ciudad. La policía únicamente controla que no entorpezcan el paso de los peatones aunque aún así, tal y como explica, resulta complicado pasar por determinadas calles en hora punta "hay mantas de dos por dos metros".

Denuncian que el Ayuntamiento "hace la vista gorda". Desde el Consistorio señalaron el pasado junio que "se les había echado el tiempo encima" para implementar un plan de control del comercio ilegal propuesto por la Asociación de Comerciantes en agosto de 2016 para regular una situación que ya era preocupante, tal y como han señalado desde la asociación.

Villanueva ha explicado que esta situación hace que muchos de ellos incluso hayan preferido no abrir en San Fermín. "San Fermín suelen ser unas fechas 'raras' para determinados comercios, pero ya si encima tienes varias personas vendiendo delante de tu escaparate así no se puede".

Además, los puestos de venta ambulante que vienen por San Fermín pagan mucho dinero por hacerse un sitio en Pamplona. Tal y como ha explicado, los precios por instalarse en el centro de la ciudad van desde los 300 euros, los puestos más pequeños, a los 9.000 euros y muchas veces coinciden en el tipo de productos a la venta aunque con los correspondientes controles e impuestos.

"¿Y SI SALIMOS A CARLOS III CON UNA MESA Y NUESTRO STOCK?"

También ha destacado como algunos empresarios han llegado a decirle que se han planteado salir a Carlos III con los productos de sus tiendas y una mesa: "Total, nadie nos va a decir nada, no hay ningún control" le dijeron.

"La gente me dice que ellos pagan los impuestos todo el año y que ahora ven como hay personas que venden productos falsos, sin controles de calidad ni normativa alguna que encima están en un sitio mucho mejor que ellos" señala.

"EN PAMPLONA, VÍA LIBRE" 

Ante el notorio "efecto llamada" para los manteros, la asociación tiene claro que las declaraciones del Ayuntamiento sobre la imposibilidad de implementar ningún plan de control para el comercio ilegal para las fiestas "llegó a los oídos que tenía que llegar". De esta forma, el 'top manta' continúa en aumento en Pamplona.

Además del daño al comercio local, han querido hacer hincapié en que este tipo de actividad da una mala imagen de la ciudad, llega a entorpecer el paso en las calles principales y los propios productos suponen un peligro ya que no están controlados.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.