CULTURA

¿Qué hago si pierdo o estropeo un libro prestado de las bibliotecas navarras durante las vacaciones?

La directora del Servicio de Bibliotecas de la Comunidad foral explica los pasos a seguir en caso de no poder devolver un ejemplar.

Una mujer leyendo un libro en una playa durante las vacaciones.
Una mujer leyendo un libro en una playa durante las vacaciones.  

Agosto es el mes clásico de las vacaciones y en muchas maletas, además de los útiles playeros y los conocidos 'por si acaso', no faltan tampoco buenos libros. Este viernes arranca una de las 'operaciones salida' más importantes del año y a buen seguro que muchos navarros ya tienen listo su equipaje y esa novela o ensayo que llevan semanas esperando para leer sin prisas.

Algunos puede que previamente hayan estado navegando un buen rato por los catálogos de la red de bibliotecas públicas o que hayan acudido a la de su barrio o localidad para coger 'provisiones'.

Sin embargo, a la vuelta de estos días de descanso puede que algunos de esos libros que se han cogido en préstamo, no regresen a casa o no lo hagan en las condiciones que partieron. Una fuerte ola, una percance en la piscina, un cóctel resbaladizo o un olvido en la arena pueden ser los responsables.

LIBRO POR LIBRO

En esos casos, ya sea pérdida, robo o deterioro, ¿qué se debe hacer para resolver el problema? Asun Maestro, directora del Servicio de Bibliotecas de Navarra, explica que la solución es muy sencilla: "Si lo has perdido o lo has estropeado, tienes que reponerlo".

Para ello, simplemente hay que dirigirse a la biblioteca de la que se tomó prestado y exponer al persona responsable la situación. Si se trata de una biblioteca de grandes dimensiones, como la Biblioteca General de Navarra, en el barrio pamplonés de Mendebaldea, es posible que haya que mandar un correo electrónico explicando la situación. A través de él, se indicará al lector cómo reponer el libro perdido o dañado. Sin embargo, en bibliotecas más pequeñas, será directamente la persona responsable quien le diga qué libro debe reponer

Maestro explica que "lo más sencillo es que se pierda una novela de una edición determinada, por lo que si el libro que se repone tiene un ISBN (una suerte de DNI libresco) distinto, hay que comunicarlo para dar de baja el anterior y de alta el nuevo en el catálogo". Esta labor la realizan directamente los trabajadores de las bibliotecas, por lo que el usuario solo debe aportar el libro.

¿Y SI EL LIBRO ESTÁ DESCATALOGADO?

Maestro explica que si, por ejemplo, se trata de un libro que se encuentra descatalogado o del que ya no se publica esa edición concreta, será el personal de la biblioteca quien indique al lector qué libro deberá comprar compensar la pérdida.

Si se trata de libros publicados recientemente, resultará mucho más sencillos, por poder comprarse directamente en librerías, que si ya no se encuentra. "En este caso, el daño es mayor para la biblioteca, porque no se puede comprar aunque se quiera". En cualquier situación, será el centro quien guíe al lector.

RENOVAR EN VACACIONES

La directora del Servicio de Bibliotecas también deja claro que nunca aceptan dinero: "No cogemos el dinero, sino en libro". También detalla que "nunca se ha impuesto una sanción económica" y tampoco se ha impedido al lector seguir sacando libros o material audiovisual después de haber perdido o estropeado un ejemplar. Este tipo de 'multas' solo se dan cuando los libros se devuelven con retraso: un día sin poder sacar libros de la biblioteca por cada 24 horas de tardanza en devolverlo.

Para evitar retrasos, hay que tener en cuenta que gracias a la web de las bibliotecas, renovar los libros es muy fácil. Solo hay que acceder a la cuenta persona con el número de usuario y contraseña y dirigirse a la pestaña de renovaciones. Es posible hacerlo hasta dos veces, por lo que hay tiempo suficiente para leer la obra con tranquilidad y devolverla puntualmente. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.