REVISTA

Los escandalosos gritos de una pareja teniendo relaciones sexuales interrumpen un partido de tenis

Este vídeo se ha convertido en viral esta misma semana por una surrealista situación que se vivió en el Open de Sarasota. 

Partido de tenis interrumpido por los gritos.
Partido de tenis interrumpido por los gritos.  

Cuanto menos divertido, además de diferente, resultó el partido de tenis que este mismo miércoles se disputaba en el Open de Sarasota (Florida) entre Mitchell Krueger y Frances Tiafoe, que se enfrentaban en la pista cuando un sonido poco frecuente en la cancha detuvo el siguiente saque.

Tal y como se muestra en este vídeo, que ya se ha hecho viral, el propio locutor del partido no daba crédito a lo que ocurría, previniendo en antena que los hechos que estaban teniendo lugar en ese partido correrían como la pólvora por las redes.

En el inicio del siguiente vídeo (a partir del segundo 15) se puede escuchar unos escandalosos gritos de una pareja manteniendo relaciones sexuales mientras se disputaba el partido. Se interrumpió el juego por unos instantes.

Entre las suposiciones de dónde podría llegar el volumen de lo que ocurría, el propio locutor pensó que alguno de los espectadores lo estaba retransmitiendo desde su móvil. Al descartar esta hipótesis, todo apuntaba a que los gritos venían de un edificio cercano. Se dudó entre si eran reales o el audio de algún aparato excesivamente alto hacía que se escuchasen con tal perfección en la pista.

Los jugadores del partido, sorprendidos y divertidos con la anécdota, se tomaron la situación con tal humor que no pararon de reír e incluso lanzaron una pelota en la misma dirección en la que llegaba el sonido. El público se divirtió de tal forma que las carcajadas no cesaron durante minutos

Finalmente, el partido pudo continuar sin más interrupciones y terminó con la victoria de Tiafoe sobre Krueger por 6-3, 6-2.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.