OCIO

El ritmo de la cereza: Milagro exalta su fruto más famoso y rinde tributo a los músicos locales

El músico Antonio Galindo, catedrático en guitarra española, ha recibido la insignia de oro, máxima distinción de la localidad ribera.

Celebración del decimoctavo Día de la Cereza de Milagro. RUBEN GALLARDO
Celebración del decimoctavo Día de la Cereza de Milagro. RUBEN GALLARDO  

La conocida Fiesta de la Cereza de Milagro ha 'soplado' este domingo 18 velas y ha celebrado su mayoría de edad con un homenaje a los músicos locales.

Como cada año, el pueblo ribero ha hecho gala de su hospitalidad y ha recibido a más de 15.000 personas para exaltar su fruto más preciado, la cereza, del que se cultivan una docena variedades. Vecinos y visitantes han podido degustarlas gracias 3.000 tarrinas que se han repartido a lo largo de la mañana, y también comprarlas en los puestos que los productores locales han instalado en las calles principales de la localidad. En total se han puesto a la venta más de 20.000 kilos de este fruto, aunque la producción anual es de 400.000, una cifra récord.

Las actividades para festejar esta fecha señalada en rojo en el calendario comenzaron este sábado, con exhibiciones de flamenco y zumba y bailes de unos nuevos gigantes, pero el día grande ha sido este domingo, una jornada calurosa en la que se han superado los 30 grados de temperatura. 

Quienes han recorrido el centro de la localidad, además de degustar y comprar cerezas, han tenido la oportunidad de disfrutar de un concierto de la Banda Joven de la Escuela de Música de Milagro y otro de jotas navarras. También, como ya es tradición, junto a los puestos de venta de cerezas se han instalado otros, en los que se han podido adquirir toda suerte de productos, desde tartas caseras y talos hasta ropa y artesanías.

EL PREGÓN, MOMENTO ESTRELLA

El acto estrella de la celebración ha tenido lugar en el escenario situado a las puertas de la Casa de Cultura, donde el guitarrista Antonio Galindo Miguel, valenciano de 74 años afincado en Milagro desde hace cuatro, ha leído emocionado el pregón de la fiesta.

El músico, catedrático en guitarra española, está casado desde hace 40 años con una milagresa, con la que tiene dos hijos, y siempre ha estado muy ligado a la localidad.

Durante su discurso, Galindo ha reconocido que todavía no se ha recuperado de la noticia de ser pregonero, un nombramiento que al principio declinó, por no considerarse merecedor de ello, hasta que la alcaldesa Yolanda Ibáñez, logró convencerle. "Es una fiesta maravillosa y, para mí, un honor. Me siento milagrés", ha expresado ante cientos de personas que han roto en aplausos.

Después ha explicado su amor por la música, desde su infancia en Paterna, y su estrecha relación con Milagro, donde ahora reside. Además ha tenido unas palabras, llenas de agradecimiento y elogios para distintas personas y asociaciones de Milagro relacionadas con la música, como el emblemático dúo jotero formado por los Hermanos Anoz y el miembro de la agrupación Sol Mayor Fausto Quiroga, fallecido en 2015

Sobre las cerezas, ha subrayado que se tarta de "una fruta carnosa y sabrosa, con excelentes propiedades, beneficiosas para la salud".

CEREZA DE ORO

Después, la alcaldesa de la localidad ha impuesto al guitarrista la insignia de oro de la cereza, la mayor distinción que concede Milagro. Además, le ha entregado una réplica del monumento a la cereza. 

Ibáñez ha recordado la importancia de esta fiesta, tanto para el empleo y la economía locales como para intensificar las relaciones familiares y de amistad dentro y fuera del pueblo.

A continuación, se han impuesto los racimos de plata y entregado réplicas del monumento a distintas personas y entidades que impulsan la educación y cultura musicales en el seno de Milagro: Martín Martínez, director de la Banda de Música de Milagro; Nacho Ongay, director de la Banda Joven de Música San Blas de la localidad; Rocío Práxedes e Íñigo Garijo, miembros de la Charanga de Milagro; José Luis Escalada, director de la Agrupación Sol Mayor y del grupo de Auroros de la localidad; los músicos Javier Almarza y Jesús Garde; Joaquín Bermejo, responsable de la Asociación de Tambores; Pedro Callejas y Vicente Garde, integrantes de la antigua banda; los músicos Adolfo Lebrero, José Faber y Modesto Pardo; Porfirio Chicaiza, del grupo latino Jhonny Star; Enrique Maeztu, del grupo de rock Bochorno; Ángel de la Victoria, de la banda rockera Contrabando; Elena Fraile, de la agrupación de gaiteros; los joteros José Luis Blanco y José María Barrado; Ainara Martínez, de la Escuela de Jotas; y Yoana Hernández, directora de la Escuela de Música, que ha leído un discurso de agradecimiento.

El acto se ha cerrado con la entrega de premios del concurso de postres de cereza y el sorteo organizado por el grupo de auroros de cara al Día de los Auroros, del que Milagro será anfitrión el próximo 16 de julio.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.