REVISTA

El 'bajón' y las lágrimas de la navarra Amaia Romero en Operación Triunfo: "No sé qué me pasa"

La cantante pamplonesa, y una de las favoritas del público, se había caracterizado por su alegría en el concurso musical.

La pamplonesa Amaia Romero derrama sus primeras lágrimas en Operación Triunfo. RTVE
La pamplonesa Amaia Romero derrama sus primeras lágrimas en Operación Triunfo. RTVE  

La concursante navarra, Amaia Romero, ha sufrido esta semana un 'bajón' dentro de la academia de 'Operación Triunfo' y ha derramado sus primeras lágrimas.

Hasta ahora, la cantante pamplonesa, y una de las favoritas del público, se había caracterizado por su espontaneidad y alegría en el popular concurso musical de la televisión.

Sin embargo, parece que estos días están siendo más complicados para la joven, aunque no ha perdido ese carácter natural con expresiones al llorar como: "Ay, que se me cae el moquillo".

Hace ya cuatro semanas que entró al concurso y, en todo este tiempo, la artista navarra no ha tenido ningún contacto con sus familiares por las reglas del programa.

Además, también en la próxima gala, Amaia Romero se enfrenta a un reto musical con la canción 'Shape of you', de Ed Sheeran, con la que los profesores de la academia han querido ponerla a prueba con un cambio de registro al que no está acostumbrada.

La joven, con el consejo de sus compañeros, se ha visto obligada a encontrar otras maneras de cantar para dejar al jurado boquiabiertos este próximo lunes con una versión del conocido y movido tema que interpreta junto a Roi, otro de los concursantes del 'talent show'.

UN MOMENTO DE 'BAJÓN'

El pasado martes, Amaia Romero se encontraba escuchando a Alfred, su gran amigo dentro de la academia, entonar una canción de Ismael Serrano con la guitarra.

Fue en ese momento cuando la pamplonesa comenzó a ponerse más seria y a derramar alguna lágrima que se secaba con las manos. Algunos de sus seguidores, creen que la joven artista pudo emocionarse con la voz de su compañero, que en todo momento trató de consolarla con caricias, besos y bromas.

De hecho, sus compañeros le preguntaron qué le ocurría y la joven contestó que no lo sabía. "No sé qué me pasa, pero ya está", decía mientras se secaba las lágrimas.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.