POLÍTICA

UPN rechaza los presupuestos del Gobierno de Barkos basados en una fiscalidad "negativa"

PSN ha descartado una enmienda a la totalidad, mientras que PPN ha asegurado que está estudiando las nuevas cuentas para Navarra.

El presidente de UPN, Javier Esparza, presenta en rueda de prensa la propuesta de reforma fiscal para Navarra PABLO LASAOSA
El presidente de UPN, Javier Esparza, presenta en rueda de prensa la propuesta de reforma fiscal para Navarra PABLO LASAOSA  

UPN va a presentar una enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuestos de Navarra para 2018, la única anunciada hasta el momento, ya que el PSN ha descartado enmendar a la totalidad las cuentas y el PPN todavía no ha adoptado una decisión al respecto.

En declaraciones a los periodistas al término de la Mesa y Junta de Portavoces, el portavoz parlamentario de UPN, Javier Esparza, ha manifestado que, al igual que el año pasado, van a presentar una enmienda a la totalidad porque consideran que el proyecto del Gobierno se basa en una "fiscalidad total y absolutamente negativa para todo el mundo en Navarra".

Dentro de los grupos de la oposición, el PSN ha descartado presentar una enmienda a la totalidad, tal y como ha reiterado su portavoz, María Chivite, quien tiene previsto reunirse con la presidenta Uxue Barkos para hablar sobre un proyecto, en el que ven aspectos positivos, junto a otras cuestiones, como la política de ingresos, que hacen difícil su apoyo.

Entre los avances que valoran se encuentran cuestiones relacionadas con el área de desarrollo económico y asuntos sociales, según Chivite, quien ha dicho que están a la espera de ver qué margen hay para presentar enmiendas parciales.

El PPN, según su portavoz, Ana Beltrán, todavía no ha decidido si presentará una enmienda a la totalidad a un proyecto que están analizando y que, en principio, no les parece adecuado.

Por su parte, las formaciones que sustentan al Gobierno de Navarra confían en poder consensuar enmiendas que contribuyan a mejorar el proyecto que está sobre la mesa.

En este sentido, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha apuntado que siempre están dispuestos a aceptar "propuestas razonables".

Al respecto el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, quien ha apuntado que hasta la aprobación final siempre hay margen de discusión para introducir modificaciones puntales, ha asegurado que no apoyarán una enmienda a la totalidad y ha comentado que estudiarán la posibilidad de presentar enmiendas junto con el resto de socios para mejorar algunas cuestiones que consideran "insuficientes" en áreas concretas.

Marisa de Simón (I-E) ha dicho que esperan que se pueda aumentar el techo de gasto, a lo que ha añadido que intentarán que las cuentas mejoren en lo que tiene que ver con un refuerzo de los servicios públicos, en salud y educación, con unas ofertas públicas de empleo fuertes y presupuesto para la contratación temporal y las infraestructuras. 

LAPARRA PRESENTA LA PROPUESTA DE SU DEPARTAMENTO

Las principales líneas del presupuesto del departamento de Derechos Sociales para 2018, que aumenta un 4,9 % respecto a 2017, serán el empleo de calidad, la atención a personas dependientes y discapacitadas, el apoyo a la familia y la mejora de la inclusión social.

Así lo ha indicado hoy en rueda de prensa el vicepresidente y consejero de Derechos Sociales, Miguel Laparra, que ha presentado las líneas del proyecto de Presupuestos del departamento para 2018.

"Sigue la apuesta por la cohesión social y se consolida una línea de crecimiento que viene de los dos presupuestos anteriores", ha afirmado el consejero, que ha explicado que el departamento contará con un incremento presupuestario de 20,5 millones de euros para 2018, lo que supone un 4,9 % más que en 2017.

Según ha añadido, la política de Derechos Sociales del Gobierno alcanzará así un incremento del 30,3 % respecto al inicial de la legislatura, algo que ha sido posible "gracias a la reforma fiscal progresiva" llevada a cabo el pasado año.

En cuanto a los objetivos esenciales de los presupuestos, Laparra ha destacado la generación empleo de calidad, la atención a personas dependientes y discapacitadas, el apoyo a las familias y a la infancia, y la mejora de la inclusión social.

En materia de empleo, el presupuesto del Servicio Navarro de Empleo se va a ver incrementado en 1,3 millones de euros. De esta forma, en la presente legislatura alcanzará los 7,6 millones, un 15,7 % más que en 2015, lo que permitirá cumplir el acuerdo en materia de políticas activas de empleo consensuado entre el Gobierno de Navarra y los principales agentes sociales y empresariales, en el marco del futuro Plan de Empleo de Navarra.

En el mismo, se prevé reforzar la inversión de forma que en 2020 se duplique la inversión por desempleado respecto a la que había en 2015, pasando de 887 euros a 1.670. También se contempla una importante inversión en el Centro Público Iturrondo.

Asimismo, se multiplicará casi por 3 la inversión en formación de trabajadores ocupados, se incrementarán en un 20 % las ayudas a autónomos y se creará una nueva partida de 600.000 euros para un programa de parados de larga duración, entre otras medidas.

En el ámbito de la dependencia, la Agencia para la Autonomía y Desarrollo de las Personas contará con 187,7 millones de euros, lo que supone un aumento de 8,4 millones respecto a 2017, un 4,7 % más.

Como principal novedad en este campo, ha destacado la puesta en marcha de una nueva ayuda para la contratación de cuidadores profesionales de personas dependientes, una medida que podrá beneficiar a unas 3.400 personas "cuando esté totalmente desplegada".

Igualmente, se incrementarán los fondos destinados a entidades sociales del ámbito de las personas mayores, con un aumento de plazas en centros ocupacionales y una mejora de los recursos destinados a la Fundación Navarra para la Tutela de las Personas Adultas.

También se invertirá en la adecuación del edificio de la calle Concepción Benítez para acoger un nuevo centro de día para personas con discapacidad intelectual y el centro de Atención Temprana, y se mejorarán las condiciones laborales de los centros de atención a la discapacidad.

Por otro lado, se implementará el II Plan Integral de atención a la familia, la infancia y la adolescencia y se aumentarán 31 plazas en distintos programas de protección de menores. Además, se reforzarán los Equipos de Atención a la Infancia y Adolescencia y se creará uno nuevo para la zona norte-noroeste y comarca de Pamplona.

La Dirección General de Inclusión y Protección Social contará con 10,8 millones más de presupuesto, lo que supone un 5,8 % más que en 2017 y un 55,9 % más que al inicio de la legislatura, hecho que permitirá implementar el Plan de Inclusión Social.

También se reforzará en un 16 % la atención primaria de servicios sociales de base.

En vivienda, Laparra ha indicado que se continuará "a buen ritmo" con el plan de promoción de 524 viviendas de alquiler social y con el apoyo a los promotores particulares de este tipo de vivienda.

Tras precisar que el presupuesto de la Dirección General del Observatorio de la Realidad Social aumentará un 37,9 % respecto a 2017, Laparra ha previsto que a lo largo de 2018 finalicen los trabajos para la aprobación de los futuros planes de Vivienda y Discapacidad. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.