POLÍTICA

UPN lleva al Congreso una proposición para que TVE mantenga la emisión de la misa de los domingos

La propuesta de los regionalistas llega después de que Podemos se haya mostrado contrario a que la televisión pública siga emitiendo la homilía semanalmente.

Imagen del altar de una iglesia preparado para celebrarse una misa. ARCHIVO
Imagen del altar de una iglesia preparado para celebrarse una misa. ARCHIVO  

Los diputados de UPN en el Congreso, Carlos Salvador e Íñigo Alli, han presentado una proposición no de ley para instar a TVE a mantener la vigente programación de contenido religioso, incluyendo la habitual retransmisión de la misa de los domingos. La iniciativa de UPN se produce después de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se haya manifestado a favor de suprimir este espacio.

Los regionalistas quieren además que el Congreso inste a la corporación pública a estudiar la ampliación de la actual programación con espacios que aborden la participación de la Iglesia Católica y el resto de confesiones religiosas en el devenir de la historia y en el presente.

En concreto, sugieren dar a conocer la función social (hospitales, centros educativos, centros asistenciales, Cáritas, etc.), el impacto socio-económico del “turismo religioso” en España (Semana Santa, Camino de Santiago, festividades, catedrales y otros centros de culto…), la labor misionera y acción humanitaria y la contribución de la Iglesia Católica, así como de las organizaciones sin ánimo de lucro vinculadas a la misma, a la superación de la reciente crisis económica.

En su exposición de motivos, los diputados de UPN recuerdan que “el hecho religioso, al contrario de lo que algunos opinan o desearían, constituye una realidad muy extendida, de enorme impacto en nuestra sociedad y del que participan millones de ciudadanos”, apuntando que “en España hay 34.496.250 bautizados, esto es el 73% de la población”.

Partiendo del reconocimiento constitucional a la “libertad religiosa” y del “principio de aconfesionalidad que no de laicidad”, señalan que “la inclusión en las programaciones de la radio y televisión públicas de espacios de contenido religioso es una muestra más de normalidad”.

En este sentido, agregan, “resulta esencial destacar que existe un tipo de audiencia que consume estos programas, personas que por razones de edad, enfermedad o cualesquiera otras circunstancias no pueden acudir a un lugar de culto físicamente y que siguen esta programación, para quienes la corporación pública presta un auténtico servicio público, lejos del carácter de privilegio o discriminación del que algunos quieren dotarlo”.

Los regionalistas afirman que “aun no siendo programas de audiencias masivas, sorprende conocer el dato de que algunos de estos programas casi triplican la audiencia general de la cadena” y citan la retransmisión de la misa del pasado domingo 12 de marzo, con una audiencia media de 1.217.000 espectadores y una cuota de 21,3%, siendo el programa de mayor audiencia del domingo en La 2.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.