POLÍTICA

PSN propone 'aliviar' de impuestos a las rentas medias en la polémica reforma fiscal de Barkos

La deflactación de la tarifa, el aumento de las deducciones por hijo o la conservación de la deducción por vivienda, son algunas de las medidas.

La secretaria general de los socialistas navarros, María Chivite, durante la rueda de prensa. CEDIDA
La secretaria general de los socialistas navarros, María Chivite, durante la rueda de prensa. CEDIDA  

Las enmiendas parciales que el PSN ha presentado al proyecto de ley de reforma fiscal ponen el acento en la mejora del tratamiento de las rentas medias en el IRPF, según ha subrayado hoy su secretaria general, María Chivite, quien ha abogado por hacer un esfuerzo de "manera justa y equilibrada".

La deflactación de la tarifa, el aumento de las deducciones por hijo, la conservación de la deducción por vivienda o el mantenimiento de la reducción del 40 % en los planes de pensiones son algunas de las cuestiones recogidas en sus enmiendas.

Tras el rechazo ayer en el pleno del Parlamento de las enmiendas a la totalidad de UPN, PSN y PPN a la reforma planteada por el Ejecutivo foral, la atención se centra ahora en el debate de las 62 enmiendas parciales presentadas por los grupos, 22 de ellas del PSN.

Estas enmiendas han sido calificadas como "razonables" por Chivite en una rueda de prensa en la que ha rechazado la reforma propuesta porque considera que conlleva un "empobrecimiento de las rentas medias, pérdida de competitividad y empeoramiento de las condiciones para el crecimiento económico y el impulso de la economía".

"Subir impuestos es el camino fácil, el difícil es que el Gobierno haga su tarea sobre todo en lo relativo al fraude fiscal, ya que su propuesta es nada ambiciosa y bastante rácana", ha dicho.

Chivite, quien ha abogado por armonizar los impuestos con el entorno y usar el autogobierno "no para tirar piedras contra nuestro propio tejado, sino para contribuir al desarrollo social y económico y no para empobrecer la comunidad", ha opinado que pueden concitar un amplio consenso, por lo que ha animado al cuatripartito a estudiarlas.

Los socialistas proponen la deflactación de la tarifa de forma que si los salarios se actualizan conforme al IPC se haga lo mismo con ella. Así plantean que se acumule el IPC del año pasado y de este en torno a un 3 % y se traslade a la deflactación.

Abogan por cambiar el tratamiento de los hijos, para lo que han elaborado una tabla en función del número, en la que las deducciones en cuota comenzarían con un hijo en 624 euros, frente a los 433 de la propuesta del Gobierno y así progresivamente. En el caso de que el hijo sea menor de 3 años sería de 978 euros.

Además proponen elevar el mínimo personal y familiar exento en la renta conforme a lo que plantea el Gobierno que pasaría de 972 a 1.402 euros. En personas de 65 o más años sería de 1.743 (1.209 la propuesta del Gobierno) y de mayores de 75 años de 2.159 (1.497)

Todo ello, según Chivite, supondría una mejora de 1.200 euros a favor del contribuyente en el caso de una familia con dos hijos, 430 para una persona soltera sin hijos, y de 530 para un pensionista.

En cuanto al ahorro proponen tomar como referencia las bases del Estado y que no aumente en un punto el gravamen desde los 6.000 euros, por lo que piden que se quede en el 19 %.

En relación con la deducción por vivienda, Chivite se ha alegrado de que el Gobierno "se haya dado cuenta del error" que suponía retirarla para todos los contribuyentes y lo corrija. Su propuesta pasa por conservar esa deducción para todas las tipologías de viviendas, con un límite de renta 30.000 euros si es una renta individual y 60.000 si es en pareja.

En lo que respecta a los planes de pensiones piden que se deje como estaba, con un reducción del 40 % de las cuantías que se recuperen en forma de capital.

En el impuesto de Patrimonio abogan por ampliar la deducción de bienes empresariales del 80 al 95 % a partir de un millón y mantener en el 35 % el importe mínimo y fijar la exención en 800.000 euros y en Sociedades que siga la actual ley, ya que no están de acuerdo con lo que se propone salvo en la deducción por creación de empleo.

En Sucesiones consideran que está "bien la progresividad", que queden exentos los primeros 400.000 euros y a partir de ahí proponen unos tipos progresivos hasta el 2 %. Además los socialistas vuelven a proponer la exención del 100% para los pequeños productores de energía fotovoltaica, que afecta a unas 8.500 personas. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.