POLÍTICA

Ollo defiende su decreto discriminatorio sobre el euskera en Navarra y la oposición lo tacha de "grave, injusto y sectario"

La consejera asegura que no se va a despedir a nadie en la Administración por no saber euskera y que tampoco serán trasladados.

La consejera Ana Ollo informa sobre el borrador del decreto sobre uso de las lenguas propias de Navarra en sus administraciones públicas (15). IÑIGO ALZUGARAY
La consejera Ana Ollo informa sobre el borrador del decreto sobre uso de las lenguas propias de Navarra en sus administraciones públicas (15). IÑIGO ALZUGARAY  

La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, ha negado que el borrador del Decreto sobre el uso de las lenguas propias de Navarra en sus administraciones públicas conlleve el despido o traslado de funcionarios "por no saber euskera".

"No se va a despedir a nadie en la Administración por no saber euskera", ha garantizado Ollo en comisión parlamentaria, donde ha advertido que "faltan a la verdad quienes digan eso".

Ha matizado que el decreto "no discrimina" sino que "intenta superar una época en donde parte de la ciudadanía navarra, la que tiene las dos lenguas propias como herramienta de comunicación, está siendo discriminada cuando acude a ser atendida por la administración de la Comunidad Foral".

Por ello, ha querido desmentir los "bulos, mentiras, falsedades o manipulación de datos" que "algunos están utilizando para asustar a los empleados públicos", ya que "tampoco se va a trasladar a ningún funcionario por no tener perfil lingüístico".

De esta forma, ha aseverado que el documento, que "respeta la voluntariedad, la normativa vigente y la competencia de las administraciones", busca "superar la visión sectaria y negativa de anteriores decretos".

Ollo ha recordado que un 12,9 % de la población navarra es euskaldun, porcentaje al que habría que sumar un 10,38 % de vascohablantes pasivos.

"A ese 12,9 %, respondemos con el 0,9 % de las plazas con perfil bilingüe en todos los departamentos salvo Educación", ha lamentado tras asegurar que el "colmo del desequilibrio" lo conforma Salud pues, entre un total de 6.000 puestos, solo hay una plaza con perfil lingüístico.

Según ha trasladado, el actual decreto que regula el uso del euskera en las administraciones públicas de la comunidad "se reguló contra una de las lenguas propias de Navarra, no tiene en cuenta la realidad sociolingüística y utiliza la zonificación como pretexto para tratar las lenguas de navarra de manera desequilibrada".

Por otro lado, ha considerado "llamativo" que en la normativa vigente "no se valore que una persona tenga una capacitación en una de las lenguas propias de Navarra", y ha apostado por que sea "un poco más valorada, incluso en la zona no vascófona, que las lenguas extranjeras".

La popular Ana Beltrán ha recomendado a la consejera que "se atenga a las consecuencias" ante la "posible ilegalidad" del decreto y ha pedido la retirada del mismo por "injusto y discriminatorio". Por ello, ha considerado que el borrador es una "tropelía" de una "gravedad extrema", absolutamente "sectario, impositivo y no respeta la igualdad de oportunidades".

"Quieren imponer el nacionalismo vasco y una de sus herramientas es el euskera. Quítense la careta que no engañan a nadie", ha pedido.

En la misma línea se ha mostrado el regionalista Sergio Sayas, que ha trasladado que "no es un decreto en favor de los que hablan euskera, sino en contra de los que no lo hablan", de forma que "lo que están trayendo aquí es una de las políticas más graves, más injustas y más sectarias que ha hecho el Gobierno", ha denunciado.

Por el contrario, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha pedido a UPN y PPN que "dejen de mentir" y de "meter miedo sin razones", pues es un decreto "normalizador y tranquilizador".

En nombre de EH Bildu, Dabid Anaut ha reconocido que "puede suponer unos avances" pero que "se queda corto", ya que "tendría que haber dado más de sí". Por ello, ha pedido una nueva ley del vascuence y ha solicitado al Gobierno "que no se achante".

El parlamentario de Podemos-Ahal Dugu Rubén Velasco ha considerado "adecuado" el "criterio general" del decreto y su "enfoque", mientras que la socialista Inma Jurío ha indicado que se ha "elevado el euskera al concepto de lengua de trabajo", cuando "solo" lo es en la zona vascófona.

El portavoz de I-E, José Miguel Nuin, ha afirmado que UPN y PPN "mienten conscientemente" y que el decreto es "coherente" tanto con la realidad sociolingüística de Navarra como con el contenido del acuerdo programático.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.