POLÍTICA

Barkos impide una vista al edificio de Rozalejo, "okupado ante la pasividad y dejadez del Gobierno", según UPN

Los 'okupas' han hecho pintadas y colocado pancartas en este edificio público de Pamplona, bajo su posesión desde el mes de septiembre. 

Juan Luis Sánchez de Muniáin y María Caballero durante su comparecencia por Rozalejo
Juan Luis Sánchez de Muniáin y María Caballero durante su comparecencia por Rozalejo  

El parlamentario de UPN, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha criticado la "pasividad y dejadez" del Gobierno de Navarra ante la 'okupación' del Palacio Marqués de Rozalejo en el Casco Antiguo de Pamplona.

Sánchez de Muniáin ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en la que ha presentado, junto con la concejal regionalista en el Ayuntamiento de Pamplona, María Caballero, las iniciativas que la formación va a llevar a cabo tanto en el Parlamento de Navarra como en el Consistorio para "recuperar la posesión pública de un bien que ha sido arrebatado" por "un colectivo cercano a la izquierda abertzale que lo está utilizando principalmente para dar a conocer sus reivindicaciones partidistas".

"Lo está utilizando como dueño y señor ante la pasividad y dejadez de las instituciones que son las titulares del bien", ha criticado.

En este sentido, UPN ha solicitado "todas la información y toda las denuncias" ante las dependencias del Gobierno de Navarra respecto a esta 'okupación' y ha pedido, además, la comparecencia de la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, para que explique "cómo ha dejado que este edificio se utilice para lo que actualmente se está utilizando".

Ha reprochado que, recientemente, el Gobierno de Navarra "ha impedido una visita parlamentaria" a este inmueble para "comprobar si las personas que, de forma ilegal se han hecho con el palacio, pueden estar dañando o alterando elementos protegidos del mismo". En este sentido, ha señalado que la fachada y la escalera del Palacio Marqués de Rozalejo están catalogados como bienes protegidos "cuya alteración está penada por la ley".

Según ha explicado Sánchez de Muniáin "el Gobierno alega que el acceso al palacio no se puede llevar a cabo sin una resolución judicial que lo habilite" ya que "una vez pasadas 24 horas los jueces consideran que esto es domicilio".

El regionalista ha censurado la "grotesca situación en que se ha colocado el Gobierno de Navarra al no posibilitar una visita parlamentaria a un inmueble público por estar éste bajo el exclusivo control de unos particulares que han accedido de forma violenta e ilegal".

El parlamentario ha criticado, además, que las personas que han 'okupado' el edificio están publicitando la realización de visitas guiadas. "Es decir, los 'okupas' abertzales están invitando públicamente a visitar el edificio; una visita que el Gobierno, propietario del edificio, está denegando a la comisión parlamentario", ha afeado el regionalista que ha afirmado que este grupo de personas está "poniendo en ridículo" al Ejecutivo foral.

Sánchez de Muniáin ha señalado que la consejera de Cultura, Ana Herrera, "es incapaz de asegurar que no se están cometiendo delitos contra el patrimonio cultural en un bien propiedad del Gobierno porque no pueden acceder a él".

De la misma manera, ha indicado que la fachada del edificio "es objeto de pintadas y pancartas". "Las personas que lo han ocupado usan la portada barroca como soporte de sus reivindicaciones políticas" ante la "inacción o reacción tardía del Gobierno".

EL GOBIERNO DEBE Y PUEDE ACCEDER

"El Gobierno de Navarra puede y debe acceder al edificio por varias vías", ha asegurado el regionalista que ha reclamado que se posibilite una inspección de los responsables de la institución Príncipe de Viana para comprobar si se están produciendo "alteraciones en los bienes protegidos". Una "obligada visita" que "puede estar acompañada por la comisión parlamentaria", ha apuntado.

Para Sánchez de Muniáin "hay indicios para sospechar que la dejadez del Gobierno y el Ayuntamiento ha contribuido a consolidar la usurpación de bien público" por "la falta de actuación" de los responsables de ambas instituciones "en el momento en que se estaba produciendo la ocupación".

"Además, ha transcurrido demasiado tiempo desde que se produjo el asalto hasta la interposición de la correspondiente denuncia", ha añadido el regionalista que ha destacado "estos colectivos no sólo 'okupan' sino que llevan a cabo construcciones en su interior y realizan actividades ilegales como servicios de restauración clandestinos".

Por su parte, la concejal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, María Caballero, ha criticado la "actitud consentidora del cuatripartito" y ha asegurado que los 'okupas' son los mismos que ya entraron anteriormente en los edificios de la calle Compañía y el Paseo Sarasate de la ciudad.

Caballero ha remarcado que "esta es una 'okupación' no por una necesidad de vivienda sino de un movimiento de la izquierda abertzale como un acto de desobediencia e insumisión para conseguir un gaztetxe en el Casco Viejo fuera de las vías institucionales".

El grupo municipal de UPN en el Consistorio ha anunciado que en la comisión de Asuntos Ciudadanos del próximo lunes presentará una propuesta de declaración para instar al Ejecutivo foral a que haga "lo que sea preciso para impedir que se realicen dentro del palacio actividades no autorizadas o acciones que produzcan daños en el edificio y puedan suponer peligro para los usuarios". "Queremos que el Gobierno sea ágil y eficaz" y "se mueva para que este edificio sea desalojado cuanto antes", ha concluido.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.