POLÍTICA

Bildu busca erradicar la zonificación lingüística en Navarra para poder imponer el euskera

Sus socios del cuatripartito reconocen diferencias internas al respecto y la oposición se muestra totalmente contraria.

El portavoz de Bildu en el Parlamento de Navarra, Adolfo Araiz, junto a la imagen de una ikurriña. NAVARRA.COM
El portavoz de Bildu en el Parlamento de Navarra, Adolfo Araiz, junto a la imagen de una ikurriña. NAVARRA.COM  

Los grupos parlamentarios de la oposición (UPN, PSN y PPN) han mostrado este viernes su rechazo a la posibilidad de modificar la Ley del Euskera en la línea que plantea EH Bildu, mientras que el resto del cuatripartito mantiene posturas dispares al respecto.

Los portavoces parlamentarios se han pronunciado sobre esta cuestión al ser cuestionados sobre la posición de EH Bildu, expresada por su portavoz Adolfo Araiz, en favor de modificar la ley del euskera para "garantizar los derechos lingüísticos en toda Navarra y valorar el euskera como se merece". Traducido, la coalición abertzale ha apostado por suprimir las zonas vascófonas, mixta y no vascófona de Navarra.

Esta cuestión ha vuelto a plantearse coincidiendo con el dictamen del Consejo de Navarra que alerta de la ilegalidad del uso del euskera que Barkos quiere imponer para acceder a la administración. Ignorando este grave apartado, según Araiz la consecuencia más importante que se debe extraer es que "para que no haya discriminaciones debe desaparecer la fuente de la discriminación que son las zonas", recogidas en la actual normativa. Araiz ha dicho que entienden que hay que tener en cuenta la realidad sociolingüística, pero "los derechos no deben estar situados en los territorios, sino las personas".

Uno de sus socios de Gobierno, Geroa Bai se ha mostrado dispuesto a analizar con "detenimiento" esa propuesta, que no es nueva, tal y como ha recordado Koldo Martínez, quien ha dicho que parten de que la actual ley "no les gusta", aunque ha puntualizado que "una mala ley como la del euskera puede desarrollarse bien mediante decretos forales".

Martínez, quien ha sostenido que todos los habitantes de una misma comunidad "deben tener los mismos derechos sean lingüísticos o de cualquier otro tipo", ha concluido que tomarán en cuenta la propuesta y la estudiarán.

En Podemos, según su portavoz Mikel Buil, ésta es una cuestión que están debatiendo, a lo que ha añadido que parten de que "hay que discriminar positivamente al euskera como parte de la cultura, pero teniendo en cuenta los efectos que puede tener sobre la realidad profesional, de la función pública y bajo un principio de igualdad de oportunidades".

El cuarto socio del Gobierno, I-E, considera que "para modificar la Ley del Euskera hay que pactar una nueva regulación porque no puede ser la misma regulación ante realidades sociolingüísticas tan diferentes", en palabras de José Miguel Nuin. Al respecto ha anunciado que "hasta que no esté regulada y pactada esa nueva situación que contemple las diferentes realidades" no darán el paso de modificar la ley actual.

Desde la oposición, el portavoz de UPN, Javier Esparza, ha opinado que esta propuesta es un "despropósito total y absoluto", que supone "no querer ver la realidad sociolingüística de esta comunidad". Esparza ha insistido en que hay que respetar esa realidad, hay que ser capaces de convivir, tras lo que ha remarcado que "no se puede imponer" porque "el señor Araiz quiera, a través del euskera construir Euskal Herria, que de repente todos seamos igual".

También ha rechazado la propuesta la portavoz del PSN, María Chivite, quien ha señalado que la ley de zonificación lingüística se hizo en base "a un estudio muy contundente y riguroso de la realidad sociolingüística". "La zonificación se puede ir modificando conforme a la realidad sociolingüística, si es cambiante ir cambiándola, pero no puede ser ir en contra de la realidad lingüística, por eso estamos absolutamente en contra", ha concluido.

Igualmente en contra se ha posicionado la portavoz del PPN, Ana Beltrán, quien ha dicho que es "muy interesante" ver como se dan "cada vez más pasos" hacia la, a su juicio, pretensión fundamental de este "gobierno nacionalista vasco" que es "la anexión al País Vasco a través de la lengua, el territorio y los símbolos". La forma de actuar con la lengua, según ha señalado, es mediante la imposición del conocimiento del euskera.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.