POLÍTICA

El Gobierno Barkos enloquece en su defensa de Puigdemont: "Nos preocupa el rebrote de la ultraderecha franquista"

Esta es la declaración instituacional aprobada este miércoles por el Gobierno nacionalista de la Comunidad foral en relación a la situación de Cataluña. 

Barkos y su cuatripartito siguen con su defensa de la ilegalidad en Cataluña. EFE/Jesús Diges
Barkos y su cuatripartito siguen con su defensa de la ilegalidad en Cataluña. EFE/Jesús Diges  

Tan sólo unas horas después de que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, se mostrase claramente ambiguo en la declaración de la supuesta independencia que iba a proclamar este 10 de octubre en el Parlamento catalán, el Gobierno de Navarra, presidido por Uxue Barkos, se ha pronunciado respecto a esta situación política, histórica en el país, mostrando su apoyo al "President".

A través de una declaración institucional que ha aprobado este miércoles por la mañana el cuatripartito nacionalista que gobierna en la Comunidad foral, Barkos y sus socios han vuelto a mostrar su obsesión por el franquismo en un texto que guarda entre sus últimas líneas la perla de las "preocupaciónes" del cuatripartito. 

"Ante los acontecimientos de los últimos días, el Gobierno de Navarra quiere mostrar también su especial preocupación por ese rebrote de la ultraderecha franquista que creíamos ya superada", reza el texto en el antepenúltimo de sus párrafos. 

"Especial preocupación, sí, en Navarra, donde la superación de aquellos horrores ha llegado hasta nuestros días. También por tanto en la reivindicación de la memoria el empeño por encauzar esta situación a través del diálogo democrático, firme y decidido. Sin límites, sin más horizontes que la legalidad actualizada en el consenso", termina la declaración aprobada y que se ha hecho pública este miércoles. 

Entre sus líneas, el Gobierno foral también muestra su apoyo a Puigdemont en la proclamación de la independencia de Cataluña. "Queremos reconocer el esfuerzo que, sin ninguna duda, el President y la mayoría parlamentaria han realizado".

"Pero sobre todo reconocer y reivindicar el esfuerzo que con esta decisión se ha pedido a una parte importante, incontestable de la sociedad catalana: aquella que el pasado 1 de octubre reivindicó con el hecho su derecho a votar democráticamente, a pesar de las dificultades que por la fuerza todos recordamos, y que han dejado una estampa indeleble en la comunidad internacional", añade el mismo texto, que se reproduce íntegro al final de esta información. 

Asimismo, Barkos habla de un "momento de responsabilidad histórica". "Obviarla no ayuda a los que estamos obligados a asumir la defensa del interés general", añade en relación a la "escalada de crispación que se está viviendo, no sólo en Cataluña, sino en el conjunto del Estado".

"Las instituciones navarras, y a la cabeza el Gobierno foral, nos encontramos en la obligación de trabajar para aportar soluciones en la medida de nuestras responsabilidades y posibilidades. Y la primera de ellas es una llamada firme y decidida al diálogo. Ayer, el President de la Generalitat de Catalunya, el President Puigdemont abría el cauce para ello", defiende el Gobierno de Barkos. 

"COMPROMISO CON LA SOCIEDAD CATALANA"

En la misma declaración, el Gobierno foral dice "no olvidar" el esfuerzo que se pide a la parte de la sociedad catalana que decidió no participar en el referéndum ilegal. "Es precisamente a la sociedad catalana a la que le debemos ahora todo el compromiso y, llegados a este punto, todo el acierto en los pasos que demos en las próximas horas", añade. 

DECLARACIÓN ÍNTEGRA QUE HA APROBADO EL GOBIERNO DE NAVARRA: 

La situación que el conjunto del Estado Español, y por tanto Europa, está viviendo estas últimas semanas es de una enorme complejidad y gravedad; un momento de responsabilidad histórica.

Y obviarla, en nada ayuda a lo que estamos obligados quienes en su día hemos asumido la defensa del interés general. Las instituciones estamos obligadas a aportar soluciones, soluciones políticas, y por tanto y por definición, a soluciones dialogadas que nos permitan superar esta escalada de crispación que se está viviendo no solo en Cataluña sino en el conjunto del Estado.

En este sentido, las instituciones navarras, y a la cabeza el Gobierno foral, nos encontramos en la obligación de trabajar para aportar soluciones en la medida de nuestras responsabilidades y posibilidades. Y la primera de ellas es una llamada firme y decidida al diálogo.

Ayer, el President de la Generalitat de Catalunya, el President Puigdemont abría el cauce para ello.

El Gobierno de Navarra quiere en primer lugar, reconocer el esfuerzo que sin ninguna duda el President y la mayoría parlamentaria han realizado.

Pero sobre todo reconocer y reivindicar el esfuerzo que con esta decisión se ha pedido a una parte importante, incontestable de la sociedad catalana: aquella que el pasado 1 de octubre reivindicó con el hecho su derecho a votar democráticamente, a pesar de las dificultades que por la fuerza todos recordamos, y que han dejado una estampa indeleble en la comunidad internacional.

El Gobierno de Navarra tampoco quiere obviar el esfuerzo que se pide a esa otra parte de la sociedad catalana que en su legítima decisión de no participar en la jornada electoral del 1 de octubre, nos exige también una salida a esta situación.

Es precisamente a ella, a la sociedad catalana a la que le debemos ahora todo el compromiso y, llegados a este punto, todo el acierto en los pasos que demos en las próximas horas.

Con ese objetivo, el llamamiento al Gobierno de España, y con él a las instituciones del Estado, para que sea a través del diálogo como encaucemos esta situación.

El Gobierno de Navarra es consciente de que las llamadas al diálogo tienen muy diferentes percepciones; pero estos puntos de partida diferentes no pueden sumirnos en la resignación de que existen alternativas a la solución política.

No. Cualquier otra respuesta distinta de la política sólo tiene un horizonte, que no es otro que el del reforzamiento de la distancia en lugar del encuentro en la diferencia.

Ante los acontecimientos de los últimos días el Gobierno de Navarra quiere mostrar también su especial preocupación por ese rebrote de la ultraderecha franquista que creíamos ya superada.

Especial preocupación, sí, en Navarra, donde la superación de aquellos horrores ha llegado hasta nuestros días. También por tanto en la reivindicación de la memoria el empeño por encauzar esta situación a través del diálogo democrático, firme y decidido. Sin límites, sin más horizontes que la legalidad actualizada en el consenso.

Consenso y diálogo, es a nuestro entender lo que la sociedad nos exige hoy.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.