POLÍTICA

Ainhoa Aznárez, tras su acto populista con la bandera europea: "Ayudé a los operarios porque era difícil soltarla"

Ridículas explicaciones de la presidenta del Parlamento, que sigue apoyando un cuadro en el que Enrique Maya (UPN) aparece como un asesino. 

Ainhoa Aznárez, presidenta, durante un pleno del Parlamento de Navarra.
Ainhoa Aznárez, presidenta, durante un pleno del Parlamento de Navarra.  

Ainhoa Aznárez, la presidenta del Parlamento que apoya que el exalcalde de Pamplona Enrique Maya (UPN) aparezca representado como un asesino en el atrio del Parlamento, ha ofrecido explicaciones sobre su comportamiento en los últimos meses en una entrevista concedida a Diario de Navarra

En la entrevista, Aznárez justifica sus salidas de tono, sus insultos a parlamentarios (llamó "cutre" a Cerdán (PSN) pero ahora cambia de versión) o sus continuas contradicciones cuando ella y su partido reciben en el Parlamento a terroristas de ETA pero niega, por ejemplo, la presencia del Ángel de Aralar

En la entrevista, en la que no ofrece ninguna autocrítica, sugiere que hay corrupción en todos los partidos que no sean el suyo, y defiende que a ella no se le puede criticar porque sería criticar a todos los navarros. Incluso llega a ofrecer explicaciones infantiles sobre el acto populista en el que participó para retirar la bandera de Europa del Parlamento, bandera que aún no ha repuesto. 

"Ayudé a los operarios a soltarla porque era difícil", dice Aznárez. En los vídeos de la retirada se puede comprobar que Aznárez sólo apareció para la foto, que el operario retira la bandera con absoluta facilidad y normalidad y que lo único que pretendía la presidenta era la fotografía de la censura de la bandera europea

Sin embargo, unos días después de esa bochornosa acción, ocurrieron los dantescos atentados de Bruselas, los mismos que Aranzadi-Podemos (la filial del partido de Aznárez en el consistorio) se negó a condenar en el Ayuntamiento de Pamplona. Y ahí, en lo que era un homenaje y un grito contra el terrorismo con la colocación de la bandera a media asta, Aznárez se negó a aparecer en la foto izando la bandera o ayudando a los operarios. 

En su letanía de excusas, dice que, esta vez, para colocarla "ya había dos operarios de la Cámara". 

Aznárez ridiculiza en la entrevista el trabajo de los grupos de la oposición, a los que llama "tripartito", vuelve a manipular un levísimo incidente ocurrido en Berriozar que convierte en un ataque organizado contra su persona y defiende que su partido, Podemos, utilice las instituciones para su beneficio personal como si fuera su sede, tal y como hizo hace unos días. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.