PELOTA

Martija no venció, pero convenció

La pareja Urrutikoetxea-Larunbe se ha impuesto (22-19) a Iribarria-Martija con prisas al final, después de dejar ventajas claras (18-10).

Julen Martija en acción. Foto Deia Javier Colmenero.
Julen Martija en acción. Foto Deia Javier Colmenero.  

Urrutikoetxea-Larunbe se impusieron (22-19) a Iribarria-Martija con prisas al final después de dejar ventajas claras (18-10). Los azules quedan eliminados, pero dejan en la retina la imagen del joven zaguero navarro.

Urrutikoetxea y Larunbe se mostraron pareja más contundente y compacta que la formada por Iribarria-Martija. Después de un inicio igualado (4-4), pronto hicieron el partido suyo los colorados, cobrando ventajas en el electrónico a base de castigar a Julen Martija, que atravesó un bache a mitad de partido, pero el joven zaguero navarro se rehízo cual ave Fenix y animó al Labrit, de nuevo con llenazo, con su entrega, pundonor y desparpajo.

Si sigue así tendrá plaza principal en el cuadro. Fue lo mejor de otro partido duro (503 pelotazos) de 65 minutos de duración, 26 y medio de juego real.

Siempre se mira con lupa al debutante entre los grandes, caso de Julen Martija en esta feria sanferminera. El joven zaguero de Etxeberri debutó hace más de un año pero cuenta apenas 20 años recién cumplidos, que no esconden sus escuálidas hechuras.

Al ver en la cancha a este novillo entre toros hechos y derechos, surge la duda de si podrá con cada uno de los pelotazos que le mandan, que le enviaron, de forma inmisericorde. Y puede. Vaya, si puede. Y no solo eso. Le cogió más en el txoko a Iribarria que el de Arama le quitó a él atrás. Otro detalle, su humildad quedó manifiesta en la forma que pidió disculpas a Urruti por una escapada.

Pasó un bache Martija. Desde el principio fue duramente castigado, sin que Iribarria retrocediera dos cuadros para quitarle pelotas.  Llevó el peso del partido, y se resintió. Además de entregar, tiró tres pelotas seguidas en los tantos 10, 11 y 12, pero se rehízo.

Los colorados, no obstante, tenían controlado el juego con un Urrutikoetxea en su línea y un Larunbe que pegaba más atrás (15-6). Sin embargo, Martija fue a lo suyo, animó a Iribarria a comprometerse más en el juego, y el partido fue otro.

La pareja vizcaína comenzó a sentirse acosada. Iribarria, que anotó tres saques por ninguno el de Zaratamo, se implicó más en el juego, remató (solo un tanto había hecho hasta entonces), y asumió riesgos bien respaldado por el navarro, que provocó el mayor aliento de la grada.

Acortaron, si bien era ya demasiado tarde. Del 16-7 pasaron al 18-10, luego al 20-15 y finalmente al 21-19. La verdad es que la victoria nunca pareció que se les iba a escapar a los colorados, pero el partido se animó y disfrutó la grada.

Urrutikoetxea cuajo un partido  impoluto (12 tantos sin un error), mientras que a Larunbe le tocó bregar (4 fallos y un pelotazo). Son mejores números que los azules Iribarria (10 tantos y tres errores) y Martija (2 tantos y 45 errores), la alegría de la tarde.

Olaizola, de nuevo ante Altuna

De alguna forma, la final del Cuatro y Medio sanferminero se reedita en la próxima cita, la noche de este lunes 10. Dentro del Grupo B, Olaizola II, acompañado por el poderoso Albisu, debuta en el torneo de parejas ante Altuna III, cubierto atrás por Zabaleta. Si pierden los azules quedan eliminados, como ya les ha ocurrido a Iribarria-Martija en el Grupo A, donde la noche del martes 11 se juegan el pase a la final Urrutikoetxea-Albisu con Bengoetxea VI-Beroiz.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.