PAMPLONA

Nuevo golpe a la memoria: Asirón deja al Soto Lezkairu sin placas identificativas en las calles en honor a las víctimas de ETA

Además del agravio a las víctimas, varios vecinos se han quejado por los problemas que les está trayendo el no tener señalizada su calle.

En la foto, se aprecia la calle Doctora Ariz que cruza con la Calle Berlanga Robles (dcha), sin placa. ARCHIVO
En la foto, se aprecia la calle Doctora Ariz que cruza con la Calle Berlanga Robles (dcha), sin placa. ARCHIVO  

El Ayuntamiento de Pamplona, gobernando por Bildu, ha vuelto a asestar un golpe a la memoria y recuerdo a las víctimas de los asesinos de ETA, esta vez a través del callejero del Soto de Lezkairu.

Los habitantes que residen en la zona, concretamente en las nuevas calles que llevan los nombres de los asesinados por la banda terrorista, ya han notado que, por alguna razón que desde el Ayuntamiento no han querido explicar y, a diferencia del resto de las avenidas y bulevares que fueron rotuladas en castellano y euskera hace unos meses, las suyas no tienen las placas amarillas que las identifican.

Aunque es un barrio en construcción, desde hace ya varios años muchos de sus edificios están habitados, los comercios ya han emergido y los parques están abiertos para más ocio. Siendo una zona completamente habitable, varios vecinos del Soto, víctimas del sectarismo ideológico que Bildu extiende por la ciudad, han iniciado una serie de quejas por los problemas les está trayendo el no tener la placa indicadora en su calle.

Uno de ellos, que ha preferido mantener su anonimato explica que, gracias a que la Comunidad de Vecinos les dio el nombre de su calle cuando fueron a vivir, "suponen" cómo se llama el lugar de su residencia. Sin embargo, no es así para el resto su entorno. Según el vecino, si tienen alguna "visita o envío", "no hay forma de que encuentren la calle salvo que recurran a Google Maps", el único lugar en el que se muestran los nombres.

LOS FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS NO ENCUENTRAN SU CALLE

Por su parte, la desazón esta presente en los familiares de las víctimas, que cuando han acudido al lugar que rinde honor al asesinado, no había ni placa, ni un mero indicador del nombre de la calle. De nuevo, la izquierda abertzale falta al respeto a las víctimas de unas décadas marcadas por el terror que se niega a condenar.

 

CALLES SIN NOMBRE

El vecino, ha citado hasta ocho calles dedicadas a los asesinados, en las que la placa brilla por su ausencia. Se trata de Joaquín Imaz Martínez, José Manuel Baena Martín, Alberto Toca Echeverría, Manuel López González, Francisco Berlanga Robles, Pedro Fernández Serrano, Carlos Sanz Biurrun, Vicente luis Garcera López.

En la foto, se aprecia la calle Doctora Ariz que cruza con la Calle Berlanga Robles (dcha), sin placa.

La avenida Juan Pablo II en el cruce con Alberto Toca Echeverría, la calle de la derecha, sin placa.

La calle Adela Bazo que cruza con el extremo de la calle Carlos Sanz Biurrun, a la derecha, donde la placa tampoco existe. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.