PAMPLONA

Un proyecto europeo invertirá en Pamplona para rehabilitar más de 200 pisos en San Pedro con consumo casi nulo

El proyecto Stardust tendrá una duración de 5 años y cuenta con un consorcio formado por 29 socios procedentes de nueve países europeos.

Bloque de viviendas en el barrio de San Pedro, en Pamplona. ARCHIVO
Bloque de viviendas en el barrio de San Pedro, en Pamplona. ARCHIVO  

El proyecto europeo Stardust invertirá en Pamplona 5,5 millones de euros en soluciones encaminadas a aumentar la eficiencia energética global y mejorar la calidad de vida en la ciudad, así como a estimular la economía local y la aparición de nuevos modelos de negocio.

Stardust tendrá una duración de 5 años y cuenta con un consorcio formado por 29 socios procedentes de nueve países europeos, con 9 ciudades, empresas públicas y privadas, centros tecnológicos, universidades y Pymes.

El presupuesto total del proyecto es de 21 millones de euros y recibirá por parte de la Comisión Europea una subvención 18 millones, de los que aproximadamente 5,5 millones de euros se destinarán a actuaciones en Pamplona llevadas a cabo por empresas navarras, en su mayoría.

La ejecución del programa supondrá en Pamplona diferentes proyectos entre los que destacan la rehabilitación energética del barrio de San Pedro, la instalación de una microred eléctrica con generación energética a partir de fuentes renovables y aprovechamiento de calor residual y el impulso a la movilidad eléctrica. Además se espera que el proyecto influya en la generación de empleo y actividad económica.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, el vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, y el director de Energética Edificatoria del Centro Nacional de Energías Renovables (CENER), Florencio Manteca, han presentado este viernes el proyecto en Pamplona.

En la presentación se ha explicado que la forma de conseguir los objetivos marcados será mediante la integración de los sectores de la edificación, la energía y la movilidad eléctrica, utilizando las más avanzadas tecnologías de la información y comunicación, la conectividad y el Internet de las cosas.

El alcalde de Pamplona ha definido la iniciativa Stardust como "una oportunidad única, debido a la propia competitividad de tal proyecto de probar y desarrollar programas en materia de suficiencia energética".

"La iniciativa Stardust es un proyecto piloto europeo cuyo objetivo es encontrar soluciones para la eficiencia energética, la calidad de vida de la ciudades, estimular la economía local y la aparición de nuevos modelos de negocio, en resumidas cuentas aplicar la tecnología para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía", ha explicado el alcalde de Pamplona.

Asiron también ha añadido que "con este proyecto Pamplona se convierte en una de las tres ciudades faro, junto con la ciudad italiana de Trento y la finlandesa de Tantere, en el ámbito de la ciudad inteligente ligada a la eficiencia energética".

Por otro lado, Asiron ha destacado que "Pamplona lleva tiempo trabajando en el ámbito de la eficiencia energética" y ha destacado que "los edificios municipales y el alumbrado público solo consumen energía procedente de fuentes renovables". "Asimismo, estamos realizando los trabajos preparatorios para crear una comercializadora energética municipal que nos permita autoabastecer los edificios municipales", ha asegurado.

Por su parte, el vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, ha explicado que Stardust se enmarca en "la estrategia europea en materia energética que se marca el objetivo de reducir la emisión de gases de efecto invernadero con el objetivo de conseguir hasta el año 2050 el aumento de temperatura sea inferior a 2ºC".

"En Navarra compartimos y hacemos nuestro este objetivo", ha añadido Ayerdi, que también ha expresado que la Comunidad Foral se ha marcado "el objetivo de que en 2030 el 50% del consumo energético de nuestro territorio sea de origen renovable; hoy en día es del 24%".

Del mismo modo, el vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra ha explicado que "para cumplir con estos objetivos Navarra cuenta con la fortaleza de su ecosistema industrial de innovación y conocimiento, vinculados con la energía en general y las energías renovables en particular".

En este sentido, ha destacado que "la estrategia de especialización inteligente define las energías renovables como un sector estratégico para Navarra, lo que significa que además de ser un sector de inversión prioritario se considera como uno de los sectores que más puede traccionar en la economía regional para afrontar los retos del futuro, y todo ello contribuyendo al desarrollo territorial sostenible".

LOS PROYECTOS DE STARDUST EN PAMPLONA

En la presentación se ha mostrado cómo dentro el proyecto Stardust se llevarán a cabo en Pamplona diferentes actuaciones piloto interconectadas entre ellas. Algunas de estas son la rehabilitación energética del barrio de San Pedro, donde se estima la rehabilitación de 235 viviendas con el estándar de edificio de consumo de energía casi nulo e integración de cubiertas fotovoltaicas.

También está prevista la instalación de una microred eléctrica con generación energética a partir de fuentes renovables y aprovechamiento de calor residual, que suministrará energía para el alumbrado público y vehículos eléctricos.

Del mismo modo, se enmarca dentro de Stardust la implementación de la más avanzada tecnología inteligente para la gestión de la energía en las viviendas del Plan de Vivienda a desarrollar por Nasuvinsa.

Otro de los grandes objetivos es el impulso a la movilidad eléctrica mediante mecanismos de estímulo que implementará el Gobierno de Navarra. Entre ello se destaca un nuevo sistema de bicicletas públicas eléctricas y un carsharing institucional.

Además se ha presentado la creación de un sistema de plataforma de última milla para algunos puntos de la ciudad, un punto de recarga súper rápida de vehículos eléctricos, y el establecimiento de zonas con sistemas de iluminación pública inteligente.

Igualmente, se ha anunciado que se desarrollará una plataforma tecnológica smart en la cual se volcarán y se podrán consultar, una vez analizados, filtrados y ordenados, gran cantidad de datos que se generan en la ciudad y que servirán a las administraciones públicas para mejorar los servicios que ofrecen a la ciudadanía. Mientras los ciudadanos dispondrán de información que les permita mejorar su calidad de vida, y a las empresas, pymes y emprendedores tendrán numerosos datos que podrán monetizar ofreciendo nuevos servicios en los campos de la energía, telecomunicaciones, comercio, etc.

Por último, se ha destacado que un objetivo clave de Stardust es la generación de empleo y actividad económica. Para conseguirlo se desarrollará una metodología para transferir los resultados del proyecto al tejido productivo de Pamplona y Navarra.

Para ello, se contará con la participación de la empresa Oficinae Verdi, que trabajará, junto con el ecosistema de innovación formado por los agentes y empresas interesadas, identificando oportunidades de negocio y desarrollando modelos de negocio basados en la eficiencia energética, energías renovables, movilidad eléctrica, gestión y análisis de datos, y tecnologías de información y comunicación.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.