SOCIEDAD

Pamplona modificará la circulación en la Magdalena a partir del 21 de julio para dar prioridad al peatón

La reordenación impedirá continuar hacia Burlada al final de Camino de Caparroso y se redirigirá el tráfico por la calle Camino Viejo de Burlada.

Calle en la que se realizará la reordenación del tráfico
Calle en la que se realizará la reordenación del tráfico  

La intervención necesaria para realizar la reordenación del tráfico en la zona de la Magdalena comenzará el próximo 21 de julio, con el objetivo de reducir la intensidad de tráfico en la zona y ganar en seguridad para el tránsito peatonal o ciclista.

Una vez terminados los trabajos quedará prohibido el giro a la derecha en la calle Camino de Caparroso para dirigirse hacia Burlada. Además, la vía Camino de Caparroso se convertirá en calle residencial, con prioridad peatonal sobre los vehículos motorizados y con una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora.

Según ha informado el consistorio en una nota, esta actuación se lleva a cabo por demanda vecinal y tras el análisis del personal técnico municipal. También se ha llevado a cabo un proceso consultivo en este mes de junio para exponer la propuesta al vecindario y a los empresarios de la zona y recoger sugerencias.

UNA ZONA DE ALTO TRÁNSITO PEATONAL Y VEHICULAR

Aseguran que por las calles Camino Viejo de Burlada y Camino de Caparroso circulan a diario más de 2.000 vehículos, dos vías ambas que no reúnen las condiciones para acoger tal cantidad de vehículos, ya que tienen la tipología de caminos rurales.

La calle Camino de Caparroso, por ejemplo, es unidireccional y presenta un alto tránsito peatonal debido a que allí se encuentran los accesos a las huertas de ocio. En el conteo realizado entre el lunes 22 y el viernes 26 de mayo, de 7 de la mañana a 22 horas, se registraron un total de 10.764 vehículos (10.452 coches, 268 furgonetas y 44 camiones), 3.552 peatones y 2.111 bicicletas.

El Ayuntamiento va a remitir una carta a las personas afectadas de la zona, explicándoles las medidas que definitivamente se van a aplicar, los plazos de ejecución y el proceso de análisis y valoración que se llevará a cabo en unos meses.

Asimismo, el Consistorio se disculpa ya que, debido a las predicciones meteorológicas de los últimos días, se han retrasado los trabajos previstos de pintura en la calzada y no se podrá poner en marcha esa reordenación del tráfico antes de San Fermín como era la intención.

La reordenación del tráfico en la Magdalena impedirá continuar hacia Burlada al final de Camino de Caparroso, pues se redirigirá ese tráfico por la calle Camino Viejo de Burlada, de nuevo, hacia el puente de la Magdalena.

Se modifica únicamente ese sentido de la circulación. El sentido contrario, es decir, desde Burlada hacia la Chantrea se mantiene como hasta ahora, pudiendo circular los vehículos por el Camino de Burlada.

En torno al mes de septiembre, se realizará una valoración de las medidas implantadas a partir del 21 de julio, en la que participarán las personas de la zona afectadas y se analizarán, entre otras, la idoneidad de esa reordenación, así como propuestas como la posibilidad de permitir el giro a la derecha hacia Burlada a vehículos de diversos colectivos (residentes y empresarios) o la posibilidad de ahondar en medidas de calmado de tráfico con la instalación, por ejemplo, de reductores de velocidad.

DINÁMICAS GRUPALES Y ENTREVISTAS PARA CONOCER EL IMPACTO

Con la propuesta técnica municipal consensuada por las diferentes áreas del Ayuntamiento, se realizó del 7 al 13 de junio un proceso consultivo en el barrio de la Magdalena con todas las personas afectadas directamente por la propuesta de reordenación.

El Servicio de Dinamización Comunitaria llevó a cabo tres actuaciones de manera simultánea para dar a conocer las características de esa propuesta y recoger sus opiniones y planes de mejora al respecto.

Una primera dinámica grupal, el 7 de junio, se dirigió fundamentalmente a las personas hortelanas de la zona, presentes mayoritariamente en el Camino de Caparroso. La segunda dinámica global, el 12 de junio, contó con la participación de vecinos y vecinas residentes en los bloques 30 y 32 del Camino de Burlada.

Por último, se han hecho entrevistas individuales tanto puerta a puerta como telefónicamente, en función de la disponibilidad de la persona entrevistada, entre el 7 y el 13 de junio.

En total, participaron 85 personas, que valoraron positivamente el hecho de reducir el impacto del tráfico y el de aumentar así la seguridad del peatón. Asimismo, se mantuvo una reunión específica con los empresarios de la zona para atender su problemática más concreta en cuanto a su actividad empresarial.

En estas tres dinámicas se recogieron diversas propuestas sobre el tráfico y la movilidad en esta zona de Pamplona, las cuáles serán estudiadas durante el mes de septiembre. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.