PAMPLONA

El huerto de Pellejerías de Pamplona ya está casi listo y se consuma la cesión del espacio a la Asociación Piparrika

El presupuesto total para la creación del huerto comunitario y ecológico asciende a 13.629,78 euros repartidos en dos años.

El huerto urbano de Pellejerías, en Pamplona.
El huerto urbano de Pellejerías, en Pamplona.  

El Ayuntamiento de Pamplona ha consumado la cesión de los terrenos ubicados en la trasera del palacio del Condestable, en el Rincón de Pellejerías, y el vecindario del Casco Antiguo y miembros de La Piparrika ultiman los trabajos para abrir el primer huerto urbano de la ciudad. Será un huerto comunitario y ecológico en el que se desarrollarán una huerta productiva, otra medicinal, una tercera educativa y un banco de semillas y de plantas aromáticas. La zona contará además con un jardín vertical, compostadores y espacios infantiles y de estancia.

Vecinos del barrio y representantes de La Piparrika presentaron el huerto urbano el pasado mes de febrero en Civivox Condestable para dar a conocer la iniciativa entre todas las personas interesadas en participar. Posteriormente, se celebró una jornada en la que trabajando en común, un centenar de participantes levantaron los bancales en los que se realizarán las distintas plantaciones, ya que no se cultivará directamente sobre el suelo sino sobre cajoneras en altura.

El Consistorio pamplonés ha realizado la cesión del espacio a la Asociación Piparrika Elkartea tras la invitación a asociaciones, colectivos y movimientos sociales. Alrededor del huerto urbano está previsto que se organicen actividades abiertas a la participación del público interesado relacionadas con el manejo agroecológico lo que incluye tareas de limpieza y mejora; el trabajo de las buenas prácticas teniendo en cuenta el consumo responsable, la formación en la reutilización de materiales y acciones pedagógicas vinculadas al huerto. Así, además de trabajar en los espacios de huerta, habrá cursos, talleres, foros y reuniones periódicas. 

GASTOS DEL PROYECTO

Para poder acoger el huerto urbano, el Ayuntamiento de Pamplona ha realizado trabajos de acondicionamiento tanto del terreno como de elementos estructurales. Por ejemplo, el Tajo de Soldadura de Empleo Social ha cambiado la verja original, colocando una similar a la de la plaza de Santa Ana, y ha instalado una valla protectora en la pendiente del lado izquierdo para evitar caídas.

Con el mismo objetivo se han tapado tres pozos cuya agua servirá para regar junto con la obtenida del grifo colocado en el edificio municipal de Jarauta, 7 por el Tajo de Obras de Empleo Social. Asimismo, se realizó un leve movimiento de tierras para allanar el terreno y se aportó una capa de 10 centímetros de grava para cubrir pequeños desniveles del terreno. Por último, se eliminó una zona con ailanto, especie exótica e invasora, y en su lugar se colocó la compostadora.

Por otra parte, el Consistorio ha adquirido materiales, herramientas y aperos como un grifo, una sierra de mano, unas tenazas, un alicate, dos carretillas, un rastrillo, un transplantador y guantes. Los bancales han sido fabricados por La Piparrika por lo que se han suministrado perfiles, varillas, tablas y tinte de protección para las maderas. Próximamente se facilitará la planta para cultivar, por ejemplo, cebolletas, lechugas, ajos, escarolas o tomates.

El presupuesto total para la creación del huerto asciende a 13.629,78 euros repartidos en dos años. En 2016 generó una inversión de 11.809,23 euros repartidos en 6.999,75 euros de acondicionamiento de suelo; 644,68 euros de la verja de entrada y 403,64 euros de la barandilla lateral. Para este año, el gasto previsto es de 1.820,55 euros, destinados principalmente a material para los huertos, tanto aperos como herramientas.

AGRICULTURA ECOLÓGICA

El huerto urbano se va a impulsar de acuerdo al manual de buenas prácticas de agricultura ecológica establecido por el Servicio de Ecología Urbana del Ayuntamiento. Por ejemplo, tendrá en cuenta el uso racional del agua de riego que será controlado a través de la lectura del contador que no deberá superar el 0,978 m3/m2 de terreno de cultivo y año. Los restos vegetales generados en el huerto deberán ser compostados in situ y no se admitirá la quema de esos restos ni su depósito en terrenos vacíos, zonas comunes u otros espacios colindantes.

Queda prohibida la utilización de pesticidas, fertilizantes y productos fitosanitarios y habrá que comunicará de forma inmediata al Ayuntamiento cualquier evidencia o sospecha fundada de presencia de plagas. En este sentido, la asociación ya ha solicitado una malla antirratas.

Por último, La Piparrika debe realizar una planificación anual de los cultivos que incluya al menos las variedades, la ubicación y un cronograma aproximado de tareas a realizar para cada variedad. El Servicio de Ecología Urbana es el encargado de las labores de inspección, que se realizarán al menos dos veces al mes, para conocer en todo momento el estado del huerto y su adecuación a las condiciones establecidas, levantando acta de ello.

 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.