PAMPLONA

Asirón finge no conocer quiénes son las víctimas de ETA en Pamplona para retrasar las placas en su memoria

El alcalde de Bildu y el Gobierno de Navarra han pedido al Ministerio que les diga qué personas fueron asesinadas por ETA en Pamplona. 

Patricia Perales y Joseba Asirón (Bildu), durante el pleno del pasado jueves en Pamplona en presencia del secretario municipal (derecha). IÑIGO ALZUGARAY
Patricia Perales y Joseba Asirón (Bildu), durante el pleno del pasado jueves en Pamplona en presencia del secretario municipal (derecha). IÑIGO ALZUGARAY  

El alcalde de Pamplona no sabe ya qué excusa poner para terminar su legislatura sin colocar las placas en recuerdo a las 27 personas asesinadas por ETA en la capital navarra. 

Se trata de atentados y asesinatos que el propia alcalde y su grupo municipal de Bildu se han negado a condenar en pleno municipal, como ocurrió en uno de los primeros nada más tener acceso al cargo de la mano de Geroa Bai-PNV, Aranzadi-Podemos e IE. 

Ahora, para retrasar todavía más una decisión aprobada hace meses por el Parlamento y que también solicitó el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), ha sacado a colación el desconocimiento de quiénes son las víctimas y sus familias. 

Según ha podido saber este medio, el Gobierno de Navarra y el consistorio de Pamplona están fingiendo no conocer la identidad de las víctimas del terrorismo en Navarra, las mismas a las que se concedió la Medalla de Oro de Navarra o que vienen recogidas en los libros Relatos de Plomo (editados por el Gobierno de Navarra), que diseccionaban con detalle el terror del nacionalismo vasco en la Comunidad foral. 

"En la medida que vayamos recibiendo los datos, se irán colocando las placas", ha dicho Asirón, que tiene en el propio consistorio como concejal a una víctima de ETA y dice no conocer los datos de quiénes son las víctimas en Pamplona. 

Asirón ha dicho que cuando sepan quiénes son los asesinados por ETA en Navarra los siguientes pasos serán recibir los datos de las víctimas, contactar con las familias, recibir su aprobación y colocar las placas. 

El alcalde ha aludido también a la Ley de protección de datos para colocar una placa en nombre y memoria de un asesinado.

Asirón ha explicado que mantuvo una reunión con la presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, y el director general de Paz y Convivencia, Álvaro Baraibar, en la que se definió "cuáles iban a ser las líneas y el calendario" de colocación.

Asiron ha señalado que "muchas veces no es fácil buscar el emplazamiento idóneo, porque las muertes se produjeron en un aparcamiento, en una acera" y existe además el compromiso de contactar con las familias afectadas antes de la colocación de cada placa.
 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.