PAMPLONA

Sangría en el comercio local de Pamplona tras los cambios de Asirón: reducen sus ventas un 20% en solo un mes

La reordenación del tráfico en el centro de la ciudad ha implicado la pérdida de 700 plazas de Zona Azul en el Casco Antiguo y el Ensanche. 

De izquierda a derecha, Carlos Albillo y Pablo Goñi, gerente y presidente de la asociación de comerciantes del Casco Antiguo; y Amaya Villanueva y Araceli Rodríguez, del Ensanche
De izquierda a derecha, Carlos Albillo y Pablo Goñi, gerente y presidente de la asociación de comerciantes del Casco Antiguo; y Amaya Villanueva y Araceli Rodríguez, del Ensanche  

"Netamente negativos". Así ha calificado el presidente de la Asociación de empresas de comercio y hostelería del Casco Antiguo de Pamplona, Pablo Goñi, los efectos que ha tenido en los negocios del centro de Pamplona los cambios de tráfico que el alcalde, Joseba Asirón, ha puesto en marcha en la capital navarra desde hace exactamente un mes. Han reducido sus ventas en un 20%. 

El pasado 4 de septiembre, Pamplona y sus vecinos amanecían en un ambiente de incertidumbre en lo que a tráfico se refiere. La entrada en vigor de las nuevas normas para circular en vehículo privado por el corazón de la ciudad también ponían en sobre aviso a comerciantes y hosteleros del Casco Antiguo y Ensanche, que ya advertían cierto peligro en sus negocios debido a las restricciones de acceso al entramado urbano. "Ya era mínimo entonces", ha apuntado Goñi este martes en rueda de prensa. 

Con un texto de denuncia por las medidas que ha llevado a cabo el consistorio, dentro la concejalía de Movilidad de Armando Cuenca, las dos asociaciones de comerciantes más representativas de Pamplona, en el Casco Antiguo y Ensanche, han unido sus voces para pedir al ayuntamiento que revise las medidas emprendidas y se "reviertan, corrijan y ajusten". 

Los motivos de esta instancia al equipo de gobierno municipal radican principalmente en los primeros efectos que ha tenido el plan de amabilización de Asirón en los comerciantes pamploneses a tan sólo un mes de su puesta en marcha: han reducido sus ventas en un 20%. "Es sumamente preocupante", han valorado.

Lo asegura así, de hecho, una encuesta que la propia asociación del Casco Antiguo ha realizado entre un 57% de sus asociados, quienes han reconocido que se están produciendo "significativos descensos en las ventas respecto al mismo periodo del año anterior". Mientras un 34% habla de descensos de entre un 10 y un 20%, el 38% considera que estos han sido superiores al 20.

Por su parte, y tal y como ha reconocido la gerente de la asociación Ensanche Área Comercial, Amaya Villanueva, "aunque será estos días cuando se valore el grado de afección en el I y II Ensanche de la ciudad, algunos comerciantes ya han manifestado que en este último mes se han detectado pérdidas de hasta un 40% del volumen de ventas habitual".

700 PLAZAS MENOS PARA APARCAR EN PAMPLONA

Este próximo 10 de octubre dará comienzo en Pamplona la puesta en marcha de la zona de acceso controlado al Casco Antiguo a través de cámaras de vigilancia que revisarán que entren sólo los vehículos autorizados. Será otro motivo más para empeorar una situación que se ha generado desde que hace un mes se prohibió aparcar a la ciudadanía en los aparcamientos de la Zona Azul del corazón de Pamplona. 

Ambas asociaciones han explicado en rueda de prensa cómo el Ayuntamiento ha hecho desaparecer un total de 700 plazas de Zona Azul que los ciudadanos utilizaban para llegar al centro y, por lo tanto, también a sus comercios y locales de hostelería.

Además, la prohibición del paso de los vehículos privados por varias calles adyacentes a la zona vieja de Pamplona implica que los "ciudadanos y usuarios se vean obligados a dar en sus desplazamientos un enorme rodeo hasta el barrio de San Juan". En la misma línea, han reconocido que hasta los propios vecinos se encuentran molestos por este hecho debido a que se les ha complicado la accesibilidad a sus garajes y viviendas. 

LOS CONTRASENTIDOS DE LA AMABILIZACIÓN

La valoración de este primer mes de vida de la 'amabilización' de Asirón genera pues, así, varios "contrasentidos" respecto a las razones por las cuales el Ayuntamiento puso en marcha estas nuevas prácticas en el tráfico. 

Por un lado, explican cómo desde el equipo municipal sólo se ha valorado el hecho de que las cifras de pasajeros en las villavesas de Pamplona ha mejorado en un 8%. "No se ha estudiado el impacto económico que ha tenido en los 1.500 negocios de esta zona", algo que los comerciantes consideran que sería clave de cara a la economía de la ciudad. Pablo Goñi ha estado acompañado en la rueda de prensa por el gerente de la asociación, Carlos Albillo; y por las presidenta y gerente de Ensanche Área Comercial, Araceli Rodríguez y Amaya Villanueva, respectivamente. 

"Resulta paradójico, además, que estas medidas contribuyan a realizar viajes más largos y consumir más combustible y CO2 por los desvíos y enormes rodeos" que hay que efectuar para circular con el coche en Pamplona. Se trata esto de, precisamente, lo contrario de lo que pretendía el consistorio de Asirón, "que buscaba crear una ciudad medioambientalmente más sostenible". "Es una movilidad subjetiva y visual", han añadido desde las asociaciones. 

Por este motivo, han pedido "coherencia" al Ayuntamiento en la aplicación de medidas, "que tienen que tener un carácter global y aplicarse en el ámbito comarcal". 

SIN ALTERNATIVA CIUDADANA

Por último, ambas asociaciones han querido dejar claro que tampoco desde el consistorio se ha buscado dar "alternativas viables" a la supresión de las 700 plazas de la Zona Azul en las que ya no se puede aparcar. "Las tarifas de los parkings subterráneos son sensiblemente superiores a las de la Zona Azul y no se han considerado otras alternativas". Además, han concretado que "no es suficiente" acercar 3 líneas de villavesas a Pamplona, ni la puesta en marcha de un parking disuario en Trinitarios que, por otro lado, "ha llegado tarde, tiene un espacio poco aprovechado y apenas se ha publicitado". 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.