PAMPLONA

La concejal de Cultura de Bildu en Pamplona atropella a dos ancianos y no le hacen la alcoholemia

Maider Beloki dejó con fractura de pelvis a una mujer de 82 años en Nochevieja en Pamplona. Bildu controla la Policía Municipal. 

Uxue Barkos, Joseba Asirón y la concejal de Bildu en Pamplona, Maider Beloki, la semana pasada durante la firma de un convenio en el consistorio. EFE
Uxue Barkos, Joseba Asirón y la concejal de Bildu en Pamplona, Maider Beloki, la semana pasada durante la firma de un convenio en el consistorio. EFE  

La concejal de Cultura en Pamplona, Maider Beloki (Bildu), atropelló el día de Nochevieja a dos ancianos en Pamplona y el atestado se cerró sin efectuarle la preceptiva prueba alcoholemia para conocer si estaba afectada por haber bebido alcohol.

Una mujer de 82 años sufrió rotura de pelvis por el atropello de la edil. 

El protocolo establecido en Policía Municipal establece claramente que, en caso de accidente con lesiones o atropello es necesario efectuar la prueba de alcoholemia al conductor implicado, en este caso la concejal de Bildu en Pamplona, Maider Beloki.

El área de Seguridad Ciudadana de Pamplona, responsable de Policía Municipal, está precisamente controlado por Bildu, de la mano del concejal Aritz Romeo.

El accidente tuvo lugar en la calle Duque de Ahumada de Pamplona entre las 20.20 horas en la tarde de Nochevieja en Pamplona.

La concejal había estacionado su coche (un Renault Megane) en una zona restringida y fue al desaparcar cuando, circulando marcha atrás, atropelló a dos ancianos de 84 y 82 años.

El hombre sufrió lesiones leves, pero la mujer quedó tendida en la calzada con una grave fractura de pelvis. Tuvo que ser trasladada y atendida en un centro sanitario. 

Testigos consultados por este medio han corroborado que la concejal pudo mostrar síntomas de haber consumido alcohol. Sin embargo, los agentes de Policía Municipal que efectuaron el expediente decidieron permitir que la concejal de Bildu se marchara sin mayor problema del lugar.

Se trata de un caso similar al acaecido hace unos meses en Pamplona cuando un concejal de UPN, Ignacio Polo, tuvo un leve rasguño con su vehículo y fue asaltado por grupos organizados de policías urbanos que le habían seguido saliendo de su zona de vigilancia y le obligaron a efectuar la prueba de alcoholemia. Polo dio positivo y tuvo que dimitir de su cargo.

En el caso de la concejal de Bildu el atestado fue entregado posteriormente en las dependencias de Policía Municipal sin hacer constar si la concejal presentaba síntomas de haber consumido alcohol, a pesar de que se trataba de un siniestro con dos personas atropelladas y heridas, una de ellas de gravedad.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.