PAMPLONA

Pamplona cede un local en desuso a la comparsa de gigantes y cabezudos de la Chantrea

Está situado en la plaza del Félix, junto a la Peña Amonia Txantreana. Se trata de un espacio cedido por el Gobierno foral en el 2009 para dotarlo de usos públicos.

Gigantes de Fiestas de la Chantrea en el Ayuntamiento de Pamplona.
Gigantes de Fiestas de la Chantrea en el Ayuntamiento de Pamplona.  

El Ayuntamiento de Pamplona cederá un local situado en la plaza del Félix, junto a la Peña Amonia Txantreana, y que actualmente está en desuso. El espacio de pequeñas dimensiones ocupa una superficie de 49 metros cuadrados. Este local se levanta en un espacio cedido por el Gobierno de Navarra al consistorio pamplonés en el 2009 con el fin de que fuera destinado a usos públicos, bien de carácter dotacional o bien como espacio público-zona verde. El plazo de cesión es de 99 años.

Tras la solicitud recibida por parte de colectivos de la Chantrea, el Ayuntamiento solicitó al Ejecutivo foral la modificación de los términos de la cesión para que pudiera tener usos públicos o privados de carácter altruista y acoger actividades de interés social o cultural para el barrio.

El Gobierno de Navarra aprobó con fecha de 22 de noviembre una resolución en la que se modifica el destino de la unidad urbana 22, en la que se ubica el local cedido, manteniendo para el resto de la parcela usos exclusivamente públicos. Para esa unidad recoge que "podrá destinarse también a usos privados con fines de utilidad pública o interés social realizados por entidades sin ánimo de lucro".

La comparsa de gigantes y cabezudos de la Chantrea tiene su origen en 1983, cuando la Comisión Txiki de la Peña Armonía Txantreana propuso crear una comparsa de gigantes para el barrio. La cesión del local, que será tratada la semana que vienen en el Consejo de Gerencia de Urbanismo, será aprobada en Junta de Gobierno Local.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona cede un local en desuso a la comparsa de gigantes y cabezudos de la Chantrea