PAMPLONA

Asirón deja tiradas y abandonadas en un solar las joyas del ferrocarril que regalaron a Pamplona para un parque

El alcalde e historiador debía incluir estos vagones en el parque del ferrocarril de Trinitarios, que acumula ya un retraso de casi dos años.

Los vagones del topo de San Sebastián cedidos al Ayuntamiento de Pamplona, abandonados a la intemperie en un solar municipal del Consistorio. FOTOS CEDIDAS
Los vagones del topo de San Sebastián cedidos al Ayuntamiento de Pamplona, abandonados a la intemperie en un solar municipal del Consistorio. FOTOS CEDIDAS  

Son un regalo para la ciudad de Pamplona y una de las joyas del mundo ferroviario reciente, pero se encuentran abandonadas a la intemperie y sometidas al yugo de los grafiteros.

Los antiguos vagones del topo de San Sebastián fueron cedidos en primavera al Ayuntamiento por parte de la sociedad pública Eusko Trenbideak para ser incluidos en el parque del ferrocarril de Trinitarios. Desde entonces, el Consistorio dirigido por Joseba Asirón, de EH Bildu y llegado a la política tras su trabajo como docente e historiador, los ha arrinconado en un solar municipal junto a Mercairuña, en el polígono de Agustinos.

Éstos vagones estaban llamados a ser uno de los principales activos del futuro parque del ferrocarril, un proyecto iniciado por el anterior gobierno de UPN en Pamplona y que estaba previsto finalizarse en 2016. Casi dos años después, las obras todavía continúan en el parque y el abandono al proyecto salpica incluso a los vagones enviados a Pamplona.

El pasado mes de mayo la sociedad pública Eusko Trenbideak donó gratuitamente al Ayuntamiento dos vagones de tren para su ubicación en el parque temático ferroviario que se está construyendo en Trinitarios. Se trata, en concreto de la unidad 12 de tren eléctrica perteneciente a la serie 3500, ya en desuso, y que comenzó a recoger viajeros allá por el año 1978.

En una nota difundida por el Consistorio, se explicó que los vagones inicialmente se guardarían "en dependencias municipales" para poder realizarles las tareas de acondicionamiento necesarias antes de trasladarlos a su ubicación definitiva en el el Parque del Tren. De hecho, el Ayuntamiento destinó 9.500 euros el gasto para transportar los trenes hasta Pamplona.

Lejos de cometer los trabajos de acondicionamiento interno y externo, los vagones se encuentran abandonados a la intemperie en un solar del Ayuntamiento y han sido objeto del vandalismo de grafiteros, que han llenado de dibujos las paredes de las dos máquinas.

De momento el Consistorio aún trabaja en la construcción de un edificio de cocheras en el futuro parque del ferrocarril. En octubre se adjudicaron las obras por un importa de casi 50.000 euros para que se termine la instalación antes de final de año. Lo cierto es que el parque debería haber entrado en funcionamiento a finales de 2016.

Era la fecha prevista en el proyecto inicial, que también incluía la restauración a cargo del Consistorio de la segunda locomotora de vapor más antigua de España para colocarla como el gran atractivo del parque. Desde UPN, que iniciaron el proyecto durante la pasada legislatura, han denunciado en varias ocasiones que presupuestaron la iniciativa en 2015 pero que, con la entrada de Joseba Asirón a la Casa Consistorial, el Ayuntamiento no ejecutó el dinero destinado al parque en todo el año.

Según denunció UPN en abril, el parque del ferrocaril ha estado “en vía muerta hasta una modificación presupuestaria aprobada a mediados de 2016” y desde entonces han criticado en varias ocasiones el retraso en esta nueva zona verde y expositiva de Pamplona.

UN HISTÓRICO LUGAR DE CRUCE DE VÍAS

El proyecto de parque temático del tren surgió con dos objetivos principales. Por una parte, dotar de atractivo al parque de Trinitarios, dando así vida a una zona históricamente interesante por el cruce, en el pasado, de dos líneas de ferrocarriles de vía estrecha importantes en la historia de Navarra, como son el Irati (primer ferrocarril del país impulsado por energía eléctrica, que enlazaba con Aoiz y Sangüesa) y el Plazaola (de enlace con San Sebastián). En la zona de Trinitarios se conservan el túnel y el llamado puente del Plazaola.

Por otra parte, el parque quiere servir como punto de información al visitante sobre las diferentes vías verdes existentes en Navarra. Son cinco en total (Tarazonica, Vasconavarro, Bidasoa, Plazaola e Irati) y se difundirían a través de una oficina que contaría con la colaboración de los consorcios existentes. Asimismo, desde allí se daría conexión y comienzo a las dos vías verdes del Irati y el Plazaola, aspecto de interés turístico para una ciudad como Pamplona.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.