PAMPLONA

Asirón se gasta 50.000 euros en una exposición abertzale en la que se expone a sí mismo como héroe de hace 500 años

Su rostro aparece en un cuadro de dimensión a tamaño real sobre quienes lucharon por la independencia de Navarra. 

Asirón, en el centro de la imagen, dentro del cuadro que presenta y enmarca la exposición. PABLO LASAOSA
Asirón, en el centro de la imagen, dentro del cuadro que presenta y enmarca la exposición. PABLO LASAOSA  

Una exposición abertzale que homenajea la búsqueda de la independencia en Navarra en 1522 se ha inaugurado en el Condestable de Pamplona con Asirón con máximo protagonista.

Fue el propio alcalde quien acudió el sábado a presentar esta muestra, que abrirá sus puertas al público hasta el año que viene y que ha costado al propio consistorio un total de 50.000 euros, tal y como han confirmado desde el propio área de Cultura, gestionado por Maider Beloki.  

En la principal obra que enmarca la exposición y que presenta el resto de la colección, se reconoce el rostro de Joseba Asirón. Su figura está presente dentro de un cuadro de grandes dimensiones que representa a personajes que lucharon por la independencia de la Comunidad foral. El rostro de Asirón, entre otros, se alza así y de cara a la ciudadanía con el título de ser un héroe de hace 500 años. 

Como tal, el Ayuntamiento de Pamplona inauguró esta exposición retrospectiva en la que se ensalza el significado histórico de la localidad foral de Amaiur. El cuadro principal habla de los últimos defensores de Navarra con distintos rostros conocidos, entre los que se observa al alcalde de Pamplona luchando por la independencia de Navarra en el castillo de la localidad. 

Lo hace en la principal obra que enmarca esta muestra, un cuadro de 300 kilos de peso con el que el Ayuntamiento quiere reflejar cómo "las sucesivas generaciones que no vivieron aquellos años han sido las que han construido la percepción que la sociedad tiene en la actualidad sobre Amaiur". Ha sido realizada por el artista Xabier Morrás.

"Entre los objetivos que persigue, se encuentra acercar la conquista del reino y fomentar el espíritu crítico del espectador ante los hechos históricos", reconoce el Consistorio. 

En la obra en la que se dibuja a Asirón, un cuadro con personajes a tamaño natural, se reconstruye una puerta blindada del castillo. Asimismo, se recuerda la inauguración del monolito en 1922 con una gran fotografía sobre el último foco de resistencia frente a Castilla tras la conquista de Navarra.

Se trata de un cuadro inacabado y en el que se pretende trabajar hasta el año 2022, cuando la acción de los últimos defensores de Navarra frente a las fuerzas españolas cumpla 500 años. 

El patio del Condestable presenta una colección de pinturas, esculturas, fotografías, dibujos e ilustraciones realizadas por artistas diferentes que mezclan la historia del monumento con sus "sentimientos y subjetividades". 

Te puede interesar