OSASUNA

El defensa Lillo, en Tajonar: "El Carlos Tartiere es un buen campo para dar un golpe en la mesa"

El jugador alicantino asegura que "hay que volver a la senda de la confianza defensiva" después de las dos últimas derrotas.

Lillo ante el Sporting. La Liga.
Lillo ante el Sporting. La Liga.  

El jugador de Osasuna Manuel Castellano 'Lillo' ha declarado este miércoles que el Carlos Tartiere es un "buen campo para dar un golpe en la mesa" y romper una racha de dos derrotas seguidas con el objetivo de volver ver al equipo navarro "arriba".

"Es un partido complicado", ha dicho Lillo sobre el encuentro del domingo ante el Oviedo, ya que ha apuntado que el equipo asturiano "lleva una buena dinámica" y Osasuna lo "contrario" al sumar solo una victoria en los siete últimos partidos, con un encuentro menos disputado por el suspendido por la nieve ante el Nàstic.

"Queremos cambiar la dinámica y revertir la situación y volver a la senda del triunfo. El Tartiere es un buen campo para dar un golpe en la mesa y decir que Osasuna vuelve a estar arriba", ha manifestado en rueda de prensa tras el entrenamiento en Tajonar.

El lateral derecho alicantino, incorporado este año a Osasuna procedente del Sporting de Gijón, ha indicado que "todos los fines de semana son un examen" y llevan dos que "no han hecho bien las cosas porque el equipo no ha ganado".

"Hay que volver a la senda de la confianza defensiva y ofensivamente para volver a sumar los tres puntos", ha afirmado Lillo, quien ha subrayado que Osasuna tiene que "volver a ser un bloque".

Ha señalado que lo ocurrido el pasado viernes en la suspensión del partido ante el Nàstic por la nieve ya está "olvidado" y la plantilla cambió el "chip" de inmediato para centrarse en el encuentro contra el Oviedo.

El futbolista rojillo ha recordado que Osasuna estaba "dispuesto a jugar" el partido del pasado viernes en El Sadar ya que el campo "estaba en buenas condiciones a la hora del partido".

Ha indicado que los jugadores del Nàstic les decían lo contrario y que la situación favorecía a Osasuna "porque decían que estamos más acostumbrados a este tiempo", si bien ha apuntado que en Alicante, su lugar de nacimiento, "no nieva nada".

"A las nueve de la noche estaba en condiciones de jugarse. Hay que olvidarse y pensar en el próximo partido", ha dicho Lillo, quien ha afirmado que están "a la espera" de la decisión del Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol sobre la petición de Osasuna de darle el partido por ganado.

Dicho Comité acordó ayer dar traslado al Nàstic de la reclamación de Osasuna y conceder tres días al club catalán para presentar sus alegaciones, después de que la entidad rojilla pidiera los tres puntos por incomparecencia del Nàstic al negarse a jugar en las 24 horas posteriores a la suspensión del encuentro.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.