OSASUNA

Joaquín Caparrós da un vuelco a Osasuna implantando una nueva metodología más exigente

El técnico de Utrera ha aumentado el número de entrenamientos y el organigrama del primer equipo, centrándose en el trabajo físico.

Joaquín Caparrós y Luciano Martín en Tajonar. Foto de Íñigo Alzugaray.
Joaquín Caparrós y Luciano Martín en Tajonar. Foto de Íñigo Alzugaray.  

Joaquín Caparrós, nuevo entrenador de Osasuna en sustitución del destituido Enrique Martín, ha introducido una nueva metodología en Tajonar con una amplia estructura de trabajo para dar un sello personal a un nuevo Osasuna que se marca como único objetivo la permanencia en LaLiga Santander.

A pesar de que la junta directiva 'rojilla' había asegurado hace dos semanas que mantendrían la confianza en Martín siempre que el equipo estuviese "a tiro" de permanencia, el técnico navarro fue destituido el pasado lunes con Osasuna a tres puntos de la salvación, tras disputarse la undécima jornada.

Solo un día después fue presentado como nuevo entrenador 'rojillo' Joaquín Caparrós, quien ha ordenado dobles sesiones en sus tres primeros días al frente del equipo pamplonés, mientras que ha concedido descanso a la plantilla este fin de semana al aprovechar el parón liguero.

Caparrós ha dirigido dobles sesiones el miércoles y el viernes, y el jueves preparó una sesión vespertina a pesar de haber disputado un partido amistoso matinal contra el Eibar, saldado además con victoria osasunista por 4-0 en Tajonar.

El entrenador utrerano únicamente ha llegado a Pamplona con un ayudante: Luci Martín, aunque ha ampliado el organigrama del primer equipo, con técnicos de Tajonar, al introducir un analista, un técnico de fuerza, un cámara para grabar los entrenamientos y un readaptador físico, una figura que fue eliminada por el club.

El técnico andaluz, que ya visionó con sus jugadores el vídeo del partido amistoso contra el Eibar, ha implantado una nueva metodología de entrenamientos, con una mayor carga de trabajo de gimnasio y, entre otras cuestiones, aspectos relativos a la alimentación.

En el apartado táctico ya ha empezado a trabajar con el nuevo sistema que empleará Osasuna, un 4-4-2 o 4-2-3-1 que cambia notablemente el planteamiento que tenía Martín al jugar con una defensa de cinco futbolistas.

Caparrós dispone de toda una semana para que la plantilla asimile sus conceptos de juego, ya que Osasuna no reanudará la competición hasta el lunes 21 contra el Leganés.

El nuevo entrenador 'rojillo' ya ha anticipado que el próximo lunes día 14 la plantilla se someterá a pruebas físicas, dividida en tres grupos, para tomar referencias de salto, velocidad y resistencia.

Son bajas seguras para el partido en Leganés los lesionados de larga duración Javier Flaño y Didier Digard, mientras que Osasuna podría recuperar a Oriol Riera después de perderse el último encuentro frente al Alavés por la lesión de tobillo sufrida en San Mamés.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
x