OSASUNA

Los gravísimos incidentes de un Sevilla - Osasuna disputado en la última jornada de la temporada 2003-04

La gran bronca tuvo lugar en el estadio Sánchez Pizjuán con Caparrós, Javier Aguirre y los jugadores provocando varias tánganas.

Partido Sevilla - Osasuna en 2004.
Partido Sevilla - Osasuna en 2004.  

La última jornada de la liga 2003-04 tuvo un final sonado. Sevilla y Osasuna medían sus fuerzas el domingo 23 de mayo de 2004 en la capital andaluza, hace casi trece años, donde los locales se jugaban entrar en la Uefa y los rojillos el orgullo una vez salvados del descenso.

Los medios informativos andaluces se movilizaron días antes del choque, recordando que los rojillos habían facilitado al Alavés su clasificación europea el año anterior ganando en El Sadar y perjudicando al Sevilla.

El Sevilla necesitaba ganar ese domingo 23 de mayo de 2004 para ser sexto en la tabla con 55 puntos y lo consiguió gracias a un gol de Baptista en el minuto 55 de juego. El Sánchez Pizjuán se llenó y el partido tuvo muchísima tensión.

Los rojillos no se acobardaron ante la presión local y se produjeron varias tánganas que se convirtieron en batallas campales. Fue el partido donde se mas se vivió la rivalidad entre Osasuna y Sevilla, que fue muy fuertes en esas temporadas.

A la media hora de partido se montó la primera bronca en la zona de los banquillos, donde Alfredo Sánchez fue expulsado por el árbitro Losantos Omar, después de insultos y agresiones entre los entrenadores, jugadores titulares y suplentes de los dos equipos.

Lo más gordo llegó en el tiempo extra. Bakayoko y Pablo Alfaro fueron expulsados en el minuto 93 con los jugadores de los dos equipos enzarzados en peleas. La imagen de Pablo Alfaro metiendo el dedo en el ojo a Webó ha quedado para la historia.

Tras el lamentable espectáculo, llegaron las fuertes sanciones de los comités. Los jugadores de Osasuna Alfredo, Bakayoko y "Chengue" Morales fueron sancionados con cuatro partidos cada uno por "agresión" a un contrario.

El primero de ellos por su expulsión (m.30), según el acta del árbitro Losantos Omar, "por propinar patadas y puñetazos, cuando el juego estaba detenido, a Salvador Torres, el cual no se encontraba en el banquillo y que tiene la licencia federativa como ayudante sanitario del Sevilla".

Morales fue expulsado (m.89) por los mismos motivos -agredió a un contrario- cuando ya había sido sustituido. En ese mismo minuto tuvo que abandonar el campo Bakayoko "por propinarse mutuamente con el jugador Alfaro puñetazos y patadas".

Javier Aguirre alineó al siguiente equipo titular en Sevilla: Elía, Izquierdo, Cruchaga, Cuellar, Antonio López, Puñal, Valdo, Muñoz, Moha, Aloisi y Morales. Tras el descanso también jugaron Webó y Bakayoko.

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.