TRIBUNALES

Dos exportavoces de Batasuna no irán a prisión tras reconocer que intentaron renovar la ilegalizada formación

Se han comprometido a "la renuncia a cualquier actividad violenta" y "a la reparación a las víctimas".

Imagen de una manifestación en Bilbao en contra de la ilegalización de Batasuna. EFE / Archivo
Imagen de una manifestación en Bilbao en contra de la ilegalización de Batasuna. EFE / Archivo  

Dos exportavoces de Batasuna en Francia, que se enfrentaban a 7 años de cárcel, han aceptado este jueves una condena de año y medio a cambio de reconocer que intentaron renovar la cúpula de la ilegalizada formación y que usaron los partidos que la sucedieron, los también ilegalizados PCTV y ANV.

La condena que ahora impondrá la Audiencia Nacional a Xabier Philippe Larralde y Jean-Claude Aguerre ha sido aceptada en virtud del mismo acuerdo con la Fiscalía y la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) que el alcanzado en 2016 por 35 miembros de estos partidos, entre ellos los históricos dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Juan José Petrikorena. En aquella ocasión los acusados se enfrentaban a 10 años de cárcel y finalmente fueron condenados a penas de hasta dos años, evitando así entrar en prisión.

En aquel acuerdo, la Fiscalía y las acusaciones pactaron esas condenas a cambio de que aceptasen los hechos, "asumiendo que su conducta fue contraria a la legalidad vigente" y comprometiéndose a "la renuncia a cualquier actividad relacionada con el uso de la violencia" de cara a contribuir "a la reparación a las víctimas por el daño y sufrimiento" causado. Ahora, en aplicación de dicho acuerdo, Larralde y Aguerre -que no acudieron al juicio de 2016 al encontrarse en Francia- también podrán eludir la prisión.

El ministerio público sitúa desde octubre de 2005 hasta 2009 el período referente a la renovación del entramado institucional de ETA-Batasuna. El fiscal José Perals cree que la "colaboración" entre Batasuna y Acción Nacionalista Vasca (ANV) "se compró" en una reunión el 24 de enero de 2003 en la que rechazaron la ilegalización o suspensión judicial de Batasuna.

Y sostiene que la "instrumentalización" de ANV se acreditó en la "sumisión" de esta formación en su actuación política a las directrices marcadas por Batasuna y en la existencia de un sistema de tesorería común o caja única entre la formación que había sido entonces ilegalizada, ANV y PCTV.

En cuanto al Partido Comunista de las Tierras Vascas, cuyas sedes usaban los dirigentes de Batasuna, la Fiscalía sostiene que fue "fagocitado" por Batasuna tanto a nivel de contratación de personal proveniente del entorno institucional de ETA como a través del uso de fondos que fueron desviados a dicho entramado a través de transferencias "on line".

Además, considera la Fiscalía que en la "lucha político-institucional" utilizada por ETA, además de las mociones presentadas por PCTV, el "peso fundamental" recayó en los grupos municipales de ANV, especialmente en las localidades en las que controlaban el ayuntamiento a través de la convocatoria de consultas ciudadanas y de la constitución de una "red de electos contra el tren de alta velocidad".

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.