TOROS

Multitudinaria despedida al diestro Ivan Fandiño en Orduña: "Salía a la plaza a morir, a entregar su vida por el toro"

Practicamente el pueblo entero se lanzó a la calle para acompañar a la familia, amigos y compañeros del matador de toros vasco.

La plaza de toros de Orduña con varias flores en recuerdo al maestro Ivan Fandiño. EFE
La plaza de toros de Orduña con varias flores en recuerdo al maestro Ivan Fandiño. EFE  

Pidieron intimidad, pero no fue posible. Cientos de personas y compañeros del maestro Ivan Fandiño quisieron acompañar a su familia y amigos más cercanos en el funeral que se celebró este pasado lunes en la iglesia Santa María de Orduña, municipio en el que nació el matador de toros vasco.

El último adiós a Ivan Fandiño ha sido multitudinario. De hecho, la propia iglesia instaló varios altavoces en el exterior ante la previsión de que en el lugar no pudieran entrar todas las personas. Así fue.

Sobre las 18.30 horas de la tarde, los familiares y amigos del diestro lo despidieron en estricto silencio. Una 'nada' que sólo se vio interrumpida por el pasadoble Ivan Fandiño.

En la localidad vasca se pudo ver a otros diestros en activo y otros retirados que acudieron para dar el último adiós a su compañero de faenas. Ortega CanoJosé TomásManzanaresCurro DíazJavier Conde,Pepín Liria, PaulitaRobleño o Miguel Abellán, entre otros fueron algunos de los asistentes al funeral.

"Todavía no llegamos a creerlo. Hemos vivido momentos durísimos en el tanatorio", decía Ponce. Unas palabras que también sonaban en boca del maestro Espartaco.

También, el Juli quiso hacer unas breves declaraciones y aseguró que es "una realidad escalofriante que demuestra la autenticidad de la tauromaquia". El diestro Padilla recordó algunas de las frases que el propio Ivan Fandiño solía repetir antes de sus faenas y en las que aseguraba que "salía a la plaza a morir, a entregar su vida por el toro".

Visiblemente emocionado, Morenito de Aranda aseguraba que él también había muerto "un poco" y ha lamentado que tengan que ocurrir desgracias como estas para valorar la importancia de un torero.

"IMPOSIBLE" SALVARLE LA VIDA

El jefe de servicios y portavoz del hospital 'Layné' de Mont de Marsan, localidad ubicada al suroeste de Francia, el profesor Poirier, aseguró que era "imposible" salvar la vida del diestro Iván Fandiño, que, aunque no falleció en el acto, sufría en hígado, riñón y pulmones unos daños que eran completamente "irreversibles".

En declaraciones al diario Sud-Ouest, el doctor Poirier, que iba con el diestro en la ambulancia en el momento en el que se certificó su fallecimiento al no poder reanimarle de un segundo paro cardíaco, ha desvelado que ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital se podía hacer "nada" por salvarle la vida.

“Los médicos estaban tranquilos. Lo sedaron. No te imaginas el destrozo que había dentro”, ha asegurado uno de sus banderilleros.

 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.