SALUD

La cerveza sin alcohol pasa de sustituto a fuente de ácido fólico durante el embarazo según un estudio

La cerveza sin alcohol aportaría el triple de ácido fólico, necesario para el buen desarrollo del feto, que la leche entera.

Mujer embarazada y una jarra de cerveza. ARCHIVO
Mujer embarazada y una jarra de cerveza. ARCHIVO  

La cerveza es una de las bebidas que contiene más ácido fólico, con 15 microgramos por cada 100 mililitros, el triple de lo que aportan otras como la leche entera (5,5) o semidesnatada (5) y las infusiones (5), y el doble de algunos zumos como los de uva o melocotón (7,4).

Así se desprende de los datos recopilados en el documento 'El papel del ácido fólico en el embarazo' que el Centro de Información Cerveza y Salud ha presentado este martes en Madrid, donde resaltan que las mujeres que desean quedarse embarazadas y las que ya lo están deben asegurar las dosis apropiadas de esta vitamina para garantizar la correcta formación del tubo neural del feto.

La ingesta diaria recomendada de ácido fólico en mujeres es de 200 microgramos al día, entre 400 y 800 si están planeando quedarse embarazadas o si ya lo están y 300 si están en período de lactancia.

"Se debe empezar a tomar un mes antes de buscar el embarazo, ya que la salud del tubo neural del feto se define en gran medida durante las 4 primeras semanas de gestación", ha reconocido Tirso Pérez Medina, autor del documento y vicepresidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

En ese sentido, y además de los suplementos vitamínicos que se recomiendan, recuerda que existen alimentos que aportan una importante cantidad de folatos, tales como las judías, el hígado de ternera, las semillas de girasol, los garbanzos y las espinacas.

En cuanto a las bebidas, el zumo de naranja natural es el que más ácido fólico aporta, con 20 microgramos por cada 100 mililitros que representarían el 5 por ciento de la cantidad diaria recomendada para las embarazadas.

Tras esta bebida la que más aporta es la cerveza sin alcohol de modo que, según Pérez, con un botellín de 200 miligramos se podría conseguir el 7,5 por ciento de la cantidad diaria recomendada de la vitamina en embarazadas.

La cerveza sin alcohol, según recuerdan los autores del documento, está elaborada con los mismos ingredientes naturales que la cerveza tradicional (agua, cebada, lúpulo), a la que se le ha suprimido el alcohol.

Aporta fibra soluble y minerales, apenas tiene calorías (17 kilocalorías/100 mililitros) y, según el informe, es una alternativa para las mujeres consumidoras habituales de cerveza que están en estado de gestación o en periodo de lactancia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.