SUCESOS

Una conductora confunde las escaleras con la cuesta del parking y así ha acabado su coche

Cuando la mujer se percató, inmovilizó el vehículo pero el freno de mano cedió y el coche se precipitó por las escaleras.

El coche se quedó inmóvil unos segundos y después se precipitó.
El coche se quedó inmóvil unos segundos y después se precipitó.  

Una mujer 'ha encestado' su coche en el interior de un edificio. Tal y como suena, así se ha desarrollado el siniestro que se ha ganado la fama mundial en unos días. Ocurrió el pasado 10 de agosto en Chile, cuando una mujer que buscaba un lugar donde aparcar su Land Rover Freelander 2, un vehículo de casi dos toneladas de peso, confundió la boca de unas escaleras que dirigían a un edificio con las clásicas rampas del parking.

Afortunadamente el suceso no acabó en tragedia, pero tampoco terminó bien. Una cámara de seguridad grabó el principio, nudo y desenlace del siniestro, donde se puede ver como la mujer inicia la 'bajada' por lo que ella creía que era la rampa, pero se percata de que su 'enorme' 4x4 se comporta de forma extraña.

En ese instante cae en la cuenta de que está en mitad de las escaleras y un hombre acude a ayudarla. La mujer tira del freno de mano y logra bajarse segundos antes de que la vertiginosa situación se tuerza para el Land Rover y este se precipite al vacío

Por desgracia, al final de las escaleras al coche no lo esperaban unas puertas de metal o unos muros de piedra; más bien una 'elegante' y moderna puerta de cristal que ha quedado completamente agujereada por el vehículo. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.