REPORTAJE

De enfermera a bloguer: la historia de una madre que abandona su profesión para influir en Navarra

El blog que desde hace 3 años relata la vida de la pamplonesa Yolanda Velaz, 'Nadie como mamá', alcanza más de 22.000 visitas al mes. 

Yolanda, autora del blog de 'Nadie como mamá'. PABLO LASAOSA
Yolanda, autora del blog de 'Nadie como mamá'. PABLO LASAOSA  

Cuenta que fue su "vena emprendedora" la que le empujó de forma definitiva a dar este paso. Yolanda Velaz Muñóz nació en Pamplona hace 35 años. Enfermera de profesión, fue en el momento en el que se quedó embarazada, en 2012, cuando vio la opción de aunar la maternidad y sus conocimientos como enfermera para abrirse un hueco en el mundo de los blogs. Yolanda es más conocida por ser 'Nadie como mamá'. 

Es el nombre que eligió para la página en la que relata desde hace más de tres años sus experiencias vitales como madre de dos niñas. Valentina y Leyre tienen 3 meses y 4 años respectivamente. En el jardín de su casa, ninguna pierde de vista los pasos de mamá. Con especial mimo hacia su hija, Velaz recuerda cómo fue Leyre la razón por la que decidió abandonar un trabajo fijo por dedicar todos sus esfuerzos a este blog.

"Al ser madre me di cuenta de que yo, como enfermera especializada en niños, tenía muchos conocimientos ganados. No me sentía como una madre primeriza. Eso, junto a las ganas que tenía por emprender, me llevaron hasta 'Nadie como mamá'", relata. 

El blog, de gran éxito dentro de fronteras nacionales con más de 22.000 visitas al mes, se ha convertido en una plataforma de ayuda en la que moda, belleza y consejos para el cuidado del bebé se hacen sitio de forma virtual. "Mi teoría es que ser mamá, disfrutarlo y sentirse guapa es posible", resume Velaz. Más de 14.000 personas le siguen en Facebook y cerca de 2.500 lo hacen en Instagram. 

Siendo consciente de la importante marea de blogs que arrasa hoy en día en Internet, y aunque en Navarra hay cuatro personas que resuelven dudas del estilo, comprende que la diferenciación puede marcar su futuro. Con una sonrisa permanente y derrochando entusiasmo, comparte su historia para descubrir los entresijos que conlleva abandonar un trabajo cómodo por una aventura online

Licenciada en 2002 por la Universidad de Navarra, la pamplonesa indica que así como en un principio a penas invirtió dinero en poner en marcha 'Nadie como mamá', "más adelante llegan momentos en los que te das cuenta de que para seguir, tienes que gastar dinero". Este es el motivo por el que en 2015 amplió las posibilidades de su página. "Gané un premio que reconoció que el blog tenía posibilidad de evolucionar, lo que me hizo animarme a cambiar la plantilla y contratar una persona que se encargase de hacerlo más visual".

"El éxito está relacionado con el feedback, cuando la gente y las marcas se empiezan a poner en contacto contigo"

Dice que conocer el éxito está relacionado con la intersección entre distintos agentes. "A partir de las 700 o 1.000 visitas diarias tienes que empezar a plantearte el cambio. Ocurre cuando existe el feedback y la gente y las marcas se empiezan a poner en contacto contigo", argumenta. Acaba de estrenar una aplicación móvil que permite el acceso directo al rincón en el que esconde sus pensamientos y lo que siente. 

La procedencia de las visitas del blog de Yolanda es nacional. Aunque Navarra ocupa un tercer puesto en el ránking, en ningún caso es su comunidad natal quien más visitas le devuelve. "Primero están Madrid y Barcelona y en cuarto y quinto lugar, Valencia y Sevilla". 

MANTENERLO VIVO, CUESTIÓN DE HORAS

"Lo que cuesta es dar la primera vuelta a la rueda. Aunque es duro, y mucho, si alguien me pidiera consejo, le contaría la cantidad de trabajo que tiene montar un blog. Hay que formarse mucho y pensárselo dos veces", explica en relación a los cursos que ha hecho para poder poner en marcha su plataforma.

En este sentido, indica además la importancia de mantener vivo el espacio y el esfuerzo que dedica a la publicación de cada entrada o post. "Tienes que saber qué vas a contar, qué interesa, rebuscar, probarlo, tener fotos y tiempo para contestar a los comentarios", resuelve antes de incidir en que, al final, ocupa las mismas horas que cualquier otro trabajo

Curiosa y atrevida, Yolanda ríe a la hora de acordarse de las publicaciones que más éxito han tenido dentro de su web. "No te lo puedes esperar", apostilla. Se trata concretamente de post en los que explica una técnica de degradado de color para el pelo, otra sobre un lubricante para la sequedad vaginal y una última a cerca de una rodillera que ella misma utilizó antes de volver al deporte tras el embarazo. 

De excedencia hasta el año que viene en una empresa de prevención de riesgos laborales, para ella sería un lujo poder continuar trabajando en el blog y dejar, por no sabe cuánto tiempo, de lado su puesto de trabajo. "Al final es como mi tercer hijo: lo he parido y lo cuido yo", incide.

"Pero aún así, si no te revierte económicamente, como todo, no compensa", sigue. 

UN BLOG, UN SUELDO

Sobre esta idea, explica cómo hay bloguers que superan con creces el sueldo base o medio anual del país. "Pueden llegar a ganar muchísimo más de 3.000 euros", dice. La publicidad de las páginas, además de otros servicios que se pueden ofrecer (en el caso de Yolanda, por ejemplo, fiestas de belleza y consejos para madres), hace de los blogs un negocio que si funciona alcanza altas cifras de éxito. "No es mi caso", ríe.

"El problema es que yo creo que los blogs, enfocados como negocio, tienen un tiempo de vida. Si a los 4 o 5 años no ha dado sus frutos, lo normal es que empiecen a decaer y el 95% cierre", comenta pensativa. 

Asimismo, cuenta que, de momento, es intensa la felicidad que siente cuando ve que sus consejos influyen en quién le lee. Por otro lado, es parte de una tarea en la que hay que saber lidiar con malos momentos. Ser objetivo público de muchas miradas tiene consecuencias. "Cuesta un tiempo hacerse un escudo por los comentarios tan ofensivos que llegas a escuchar". 

Entusiasmada con distintos proyectos que a raíz del blog ha puesto en marcha, su agenda diaria es un ajetreo constante que compagina cuidando a sus niñas, manteniendo vivo este sitio online y luciendo radiante. Lo que narra le delata en el que dice ya ser su lema o el de nadie como ella. 

Te puede interesar

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.